«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

miércoles, 18 de mayo de 2011

Estados Unidos a un paso del “default” (suspensión de pagos).

Estados Unidos ha decidido suspender sus inversiones en dos fondos de pensiones públicos para ganar tiempo. No puede pedir ni un dólar más de financiación hasta que el Congreso autorice al Ejecutivo de Barack Obama a elevar el techo de deuda, que equivale ya al 94% del PIB del país.

"Ni para la Seguridad Social, ni para el programa público de atención sanitaria Medicare, ni para los salarios del Ejército, ni para pagar los intereses de la deuda que ya está en manos de inversores de todo el mundo...", como recuerda la web del Tesoro.

Una suspensión de pagos de la primera potencia económica mundial si no fuera porque ha empezado a hacer malabares para no superar el techo permitido: 14,3 billones de dólares, que fue alcanzado precisamente ayer tal y como estaba previsto.

Las medidas extraordinarias, anunciadas a los parlamentarios por carta por el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, permiten ganar tiempo hasta el 2 de agosto.

Washington pide a los republicanos que aumenten el endeudamiento

¿Y luego? ¿Qué ocurre si no hay acuerdo entre republicanos y demócratas para elevar el techo de la deuda, teniendo en cuenta que los primeros tienen ahora mayoría en la Cámara?

La catástrofe. Al menos así lo expresó Obama en un programa emitido por la cadena de televisión CBS el pasado domingo, cuando habló del riesgo de caer en una crisis peor que la que se inició en 2008.

Y así lo expresa el comunicado que luce en la web del Tesoro, donde se avisa de "consecuencias económicas catastróficas" si no se eleva el techo de deuda.

Entre dichas consecuencias, "provocaría que los inversores de todo el mundo dudasen, por primera vez, de si EEUU cumple con sus compromisos. Y precipitaría una crisis financiera potencialmente más severa que aquella de la que se está intentando salir", añade.

El tono apocalíptico puede ser una medida de presión del Gobierno de EEUU para contrarrestar el poder de los republicanos en el Congreso.

Estos exigen a Obama un severo plan de recorte del déficit a cambio de elevar el techo de endeudamiento, sin querer ni oír hablar además de aumentar los impuestos. Nadie parece dudar de que el pulso terminará en acuerdo, falta por ver con qué consecuencias para el gasto público estadounidense.

El mercado no contempla una suspensión de pagos por parte de EEUU, que atiende sus compromisos de deuda poniendo en funcionamiento la máquina de imprimir dólares. Pero los avisos se acumulan.

Advierte, si no, de “consecuencias económicas catastróficas”.

Aunque las agencias de calificación crediticia no son precisamente el mejor ejemplo de acierto en los pronósticos, Standard & Poor's (que mantiene a EEUU con la máxima nota, la triple A) la colocó en perspectiva negativa el pasado 18 de abril.

Este movimiento provocó que el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Hong Lei, pidiese públicamente a EEUU que adopte medidas responsables para proteger a los inversores. China tiene 1,15 billones de dólares en bonos del Tesoro estadounidense, cantidad que no ha dejado de descender desde octubre de 2010.

Daniel Pingarrón, analista de IG Markets, comenta que una situación en la que EEUU no emite deuda puede "tener influencia en la deuda alemana", porque "son sustitivas: ambas están calificadas con la triple A y son similares en términos de rentabilidad pagada. Sin embargo, también recuerda que el principal comprador de las emisiones de EEUU ahora mismo es el propio EEUU.

"La Reserva Federal utiliza 6.000 millones de dólares al día en comprar deuda pública con el programa actual, que termina el próximo 30 de junio", comenta Pingarrón. "Desde septiembre de 2010, la Fed está comprando el 70% de los bonos que emite el Tesoro para sustituir lo que compraban China, Reino Unido y Japón", añade, lo que mantiene el interés bajo. En su opinión, "se aprobará una ampliación del techo de deuda a cambio de que los demócratas reduzcan partidas presupuestarias que pidan los republicanos".


Tomado de Insurgente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

«HENOS aquí, construyendo los pilares de LO QUE HA DE VENIR»

Otros documentos de interés

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...