«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

sábado, 28 de mayo de 2011

OTAN ha lanzado más de 3.000 ataques con uranio empobrecido contra población civil en Libia


La Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN) ha lanzado unos 3.200 ataques con ojivas de uranio empobrecido contra la población civil en Libia, reportó a través de su cuenta en Twitter el enviado especial del canal Telesur, Rolando Segura.

El periodista además informó que la OTAN ha realizado más de 8.400 incursiones aéreas en la nación norafricana.

El uranio empobrecido es una sustancia radiactiva que puede causar daños renales, cáncer de pulmón y de huesos, trastornos en la piel, trastornos neuro-cognitivos, daños cromosómicos y extrañas enfermedades renales e intestinales.

“¿Salvación en Libia? Con más de 3.200 ataques con ojivas de uranio empobrecido que dejan secuelas para la salud, cuando no quitan la vida”, relató.

El gobierno de Libia solicitó a la Organización de Naciones Unidas (ONU) y a la Unión Africana (UA) fijar una fecha para establecer un alto al fuego en el conflicto interno que mantiene la nación desde hace más de tres meses.

Mientras tanto, la OTAN insiste en que sus agresiones no están enfocadas en perpetrar ataques contra civiles o sus residencias, en contravención a la resolución 1973 aprobada por Naciones Unidas.

Sin embargo, centenares de civiles han muerto y decenas más han resultado heridos desde el pasado 19 de marzo, cuando las potencias imperialistas iniciaron la agresión contra el pueblo libio.

Libre Red

jueves, 26 de mayo de 2011

Formación de la corriente trotskista (II)


El trotskismo es una corriente política-ideológica oportunista pequeño-burguesa hostil al Marxismo-Leninismo. Surgió en 1903 como reacción a la etapa leninista de desarrollo del marxismo, al nacimiento en Rusia del partido revolucionario de tipo nuevo, y reflejaba el talante de cierta parte de la intelectualidad urbana pequeño-burguesa proclive al revolucionarismo retórico. En 1929 Trotsky niega que vaya a crear una IV Internacional diciendo “que no hay en el mundo ningún sitio para ella”. Trotsky fue el primero en lanzar el slogan comunismo = fascismo. La corriente trotskista se opone a la construcción del socialismo en la URSS en los años 30.
 
En los años 30 pequeños grupos se unen a Trotsky. El 6 de abril de 1930 se crea en Paris un secretariado formado por Andreu Nin, el francés Alfred Rosmer, el hijo de Trotsky Leon Sedov y algún otro. El 3 de septiembre de 1938 proclama la creación de la IV Internacional trotskista en una conferencia en Montreuil, en las afueras de París.

En 1938 los tribunales soviéticos juzgaron a los trotskistas soviéticos. Según Raymond Casas el “famoso proceso de Moscú" del 2 al 13 de marzo de 1938, seguido por observadores y periodistas de los países capitalistas, ha revelado la actividad de los agentes de Trotsky con las redes nazis y reaccionarias preparando la invasión de la URSS y el derrocamiento del poder estalinista, lo que no pudo nunca hacerse por la fuerza sino sólo por el centrismo y la descomposición interna del stalinismo, después del Marxismo-Leninismo, lo que ha tenido como resultado entregar la URSS a la mafia actual salida del “gulag”.

Retomando las definiciones soviéticas, “en el sentido metodológico y gnoseológico es característico del trotskismo un extremado subjetivismo y voluntarismo, un tosco esquematismo y el empleo de la sofística. La base ideológica del trotskismo fue la “teoría de la revolución permanente” que, nutrida parasitariamente de la idea de la revolución permanente expresada por Marx y Engels, apuntaba contra la doctrina leninista de la transformación de la revolución democrático-burguesa en revolución socialista”.

En mayo de 1940, en vísperas de la invasión nazi de la URSS, la IV afirma en un manifiesto ser partidaria a la vez de la defensa de la URSS y el combate contra la “oligarquía de Moscú” (es decir el Partido bolchevique).

El grupo más numeroso estaba en los USA, el Socialist Workers Party (SWP), creado en 1938. Sus dirigentes Max Shachtman (que visitó a Trotsky en su exilio de Turquía y en abril de 1930 había formado parte del primer buró internacional trotskista en compañía de Andreu Nin, el hijo de Trotsky y otros) Albert Glotzer y Martin Abern salen del mismo en 1940 para fundar el Workers Party (WP) que tiene 323 miembros. Abern muere en 1947. Evolucionando siempre a la derecha en 1949 el grupo se declara abiertamente socialdemócrata y pasa a llamarse Independent Socialist League (ISL) y en los 50 se disuelve. Shachtman defiende la tesis del “colectivismo burocrático” relativo a la URSS. Él y sus colaboradores ingresan en el ala más anticomunista del partido demócrata. Defienden a la burocracia sindical anticomunista de George Meny en la AFL-CIO. Apoya la invasión norteamericana de Cuba en Bahía de Cochinos y la agresión USA contra el Pueblo de Vietnam. Fue asesor del sindicato de maestros de la “AFL-CIA” que funciona como brazo del departamento de estado USA apoyando y financiado a gánsteres anticomunistas en Europa Occidental y grupos fascistoides en el campo socialista. Muere en 1972.

Otro compañero de Shachtman y Abern en el comité de dirección del SWP en los años 30, James Burnham, afirma que la URSS es una sociedad de clases, manifiesta públicamente su desprecio por el marxismo y se convierte en el principal ideólogo de la CIA en la guerra fría. Burnham y Sidney Hook crearon el Partido Socialista Obrero que más tarde daría lugar al SWP. En 1944 escribió un informe que llamó la atención de la recién creada CIA que le invitó a dirigir la división de guerra política y psicológica de su oficina de coordinación política. Una brillante intervención suya fue la creación del Congreso para la Libertad de la Cultura, plataforma de propaganda anticomunista y de creación cultural reaccionaria y pro imperialista. En dicho congreso ocupó puestos el trotskista Max Sachtman. En una reunión de dicho “congreso” financiado por la CIA en Berlín en 1950, defiende la posibilidad de un ataque nuclear contra la URSS. En 1953 insiste en la necesidad de atacar militarmente la URSS en su libro Contención o Liberación. Escribe la Revolución gerencial en 1941 y en su libro Los Maquiavelistas ataca las teorías a favor de la igualdad social. Interviene de manera crucial en 1953 en la operación de la CIA para derrocar y asesinar al presidente iraní Mossadeg. En los años 70 es reconocido como una autoridad entre los círculos intelectuales más reaccionarios y belicistas. En 1983 el presidente Reagan le dio la medalla presidencial de la Libertad en premio a su larga carrera trotskista, fascista e imperialista. Murió en 1987. A pesar de esta trayectoria los trotskistas del Marxist Internet Archive aseguran que Burnham es “marxista”.

Una fracción del WP reingresa en el SWP. La formaban Johnson y Forest que decían que la URSS era “capitalismo de estado”. Johnson era el seudónimo del especialista en cricket C.L.R.James y Forest era la ex secretaria de Trotsky Raya Dybayevskaya que fundó una secta matriarcal en Detroit.

El antiguo colaborador ruso de Trotsky, Sol Levitas, tras exiliarse en USA se convirtió en agente de la CIA, colaborador del Congreso por la Libertad cultural y director de una de sus revistas paraoficiales, New Leader.

Los trotskistas Philip Rahv (huido con su familia de Ucrania al triunfar la Revolución de Octubre) y William Phillips se apoderan de la revista Partisan Review de Nueva York, en su origen en 1934 vinculada al Partido Comunista de los USA y una de cuyas principales tareas era la defensa de la Unión Soviética, y la convierten en un órgano trotskista y antiestalinista. Se convirtió en un importante órgano de propaganda anticomunista internacional financiado por la CIA. James Burnham envió informes confidenciales a Trotsky sobre la evolución de la revista y uno de sus redactores le invitó en 1937 a colaborar con la misma.

El trotskista que había militado en la misma célula que Burnham, Daniel Bell, antiguo estudiante del City College de Nueva York, se convirtió en el ideólogo conservador de la sociedad de consumo yanqui. Miembro del Comité Americano por la Libertad Cultural financiado por la CIA, se negó a condenar el macartismo.

El POUM español de influencia trotskista tiene una triste historia. De un lado en Aragón expropia en 1936-37 a modestísimos semi-proletarios y pequeños campesinos, implantando sobre ellos una auténtica dictadura fascista en nombre de “la revolución socialista”; por el otro, cuando van a Madrid en noviembre de 1936 a luchar contra el fascismo manifiestan mucha cobardía y debilidad huyendo del frente de la Ciudad Universitaria. Impulsó patrullas incontrolados que asesinaron a los comunistas, socialistas y republicanos que se les opusieron, según Arthur London. El 7 de diciembre de 1936 pide a la Generalitat que conceda el derecho de asilo a Trotsky. Este grupo con la CNT da un golpe de estado en Barcelona en mayo de 1937 contra la República que se salda con la muerte de 500 personas y que favorece objetivamente al fascismo. Diversas pruebas documentales implican a dirigentes del POUM con los franquistas. Su dirigente Andreu Nin es detenido, interrogado y ejecutado por los servicios de seguridad de la República. Su dirigente Maurín al ser detenido por los franquistas en lugar de ser fusilado, como hacían con los simples oficiales del Ejército Popular y con los más modestos líderes sindicales de cualquier aldea remota, es liberado a los pocos años y aparece en el exilio en una bien saneada situación económica. Su otro dirigente Julián Gorkín (de verdadero nombre Julián Gómez García-Ribera), expulsado del PCE en 1929 por publicar una obra de Trotsky en Madrid, se convirtió en un relevante agente de la CIA en América Latina hasta el punto de ser nombrado delegado latinoamericano del congreso por la libertad cultural. Otro de sus dirigentes, Pere Pagès (alias Víctor Alba) colaboró también con el congreso por la libertad cultural, plataforma anticomunista de la CIA.

El veterano inglés de las Brigadas Internacionales (que fueron calumniadas por los trotskistas, que acusaban a su jefe francés André Marty de ser el “carnicero de Albacete” y de estar al servicio de Stalin) Frank Grahan denuncia a los trotskistas por hacer circular el bulo que Stalin iba a dejar de enviar armas a la República española después de que Mussolini empezó a hundir barcos soviéticos.

El antiguo voluntario internacional del POUM y participante en los combates contra la República en Barcelona en 1937, el trotskista inglés George Orwell fue un activo colaborador del imperialismo. Produjo obras usadas por la CIA para la propaganda anticomunistas (Rebelión en la granja y 1984), entregó al servicio secreto británico listas de comunistas y cobró dinero por escribir artículos anticomunistas. Escribió sobre la obra de Burnham The Managerial Revolution tres artículos laudatorios.

En la 2ª guerra mundial algunos trotskistas aplican mecánica y dogmáticamente los mismos análisis que hacían los marxistas en la 1ª guerra mundial. El resultado es que algunos de ellos “fraternizan con los soldados del ejército de ocupación” hitleriano, que, según ellos, son “trabajadores de uniforme” y condenan como “terrorismo” la resistencia armada de los partisanos. Mientras fraternizaban con las tropas invasoras los trotskistas luchaban en Francia “contra los estalinistas y los gaulistas”. Profundizando su traición se opusieron a la “insurrección nacional” antinazi y al Frente Popular. En Francia y Grecia la resistencia fusila a varios trotskistas acusados de colaborar con el ejército hitleriano. En Francia el grupo Barta, entre los que está David Korner, ideólogo de Lutte Ouvrière, se negó a ninguna actividad resistente argumentando que la invasión alemana correspondía a una guerra entre “dos imperialismos”. En Italia el primer grupo trotskista fue creado por soldados británicos y norteamericanos en la citada guerra.

En 1944 los grupos trotskistas ingleses Liga Marxista, Grupo Marxista y Liga Obrera Internacional se unificaron dando lugar al PC revolucionario que contaba con 500 miembros. En 1949 se dividió en varios grupitos.

En 1952 el secretariado internacional de la IV Internacional dirigido por su secretario general Michel Raptis “Pablo” expulsó al grupo francés de Lambert-Bleitbreux-Lequenne que creó el Partido Comunista Internacionalista (PCI) y el Comité Internacional de la IV Internacional.

En abril de 1952 las milicias armadas de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia derrotan al ejército burgués pero se niegan a tomar el poder perdiendo una ocasión extraordinaria de hacer la Revolución socialista y liberar al oprimido pueblo indígena obrero y campesino. Uno de los principales responsables es el POR trotskista, entonces con cierta influencia en los sindicatos, que decidió dar “apoyo crítico” al gobierno burgués de Paz Estenssoro que, lógicamente, reconstruyó el ejército hasta que éste pudo dar un golpe de estado en 1964 y aplastar a la Central Obrera Boliviana (COB).

Tras el XX Congreso del PCUS en el que toma el poder un ala revisionista que condena los supuestos “crímenes” de Stalin, el trotskismo experimenta un cierto renacimiento.

En 1962 los trotskistas latinoamericanos liderados por Posadas crearon su propio buró latinoamericano negándose a seguir las órdenes del secretariado internacional.

En los años 60 el SWP norteamericano tiene, según el revolucionario argentino Santucho, “algunos miles de militantes de origen pequeño burgués, intelectuales, profesionales y estudiantes...constituyen el ala derecha de la IV Internacional”.

En 1973 el PRT argentino, que fue exterminado por la dictadura argentina de 1976 a 1983, abandona la IV Internacional denunciando que esta corriente tiene “enormes limitaciones y una tradición escasamente reivindicable” y que incluye en su seno a “aventureros contrarrevolucionarios”.

El trotskismo presta buenos servicios al imperialismo patrocinando grupos anticomunistas que lucharon contra el régimen socialista del Este europeo, apoyando la contrarrevolución lanzada desde el poder gorbachoviano de 1989 a 1991 y apoyando a todas las fuerzas proimperialistas y anticomunistas responsables de la liquidación de la Federación Socialista Yugoslava, de las terribles guerras civiles que allí se produjeron y de la intervención militar y política del imperialismo euro-norteamericano. Como dicen los comunistas argentinos del Partido de la Liberación (P.L.), los trotskistas son “camaradas de ruta” del proceso contrarrevolucionario inspirado por Margaret Thatcher, Ronald Reagan, George Bush, Helmut Kohl y Juan Pablo II”. 


Ángel_UJCE

Quien fue Trotsky? (I)


Trotsky fue de 1904 a 1914 un declarado enemigo de Lenin. En 1904 le acusó de ser un dictador, autócrata asiático, revolucionario burgués y escisionista fanático en su folleto “Nuestras tareas políticas”. Se opuso a la teoría leninista del partido. Trotsky fue un dirigente menchevique opuesto a los bolcheviques. Se opuso a la tesis de Lenin sobre la transformación de la revolución democrático-burguesa en socialista oponiéndole su teoría sobre la “revolución permanente”. Eso le llevaría a negar la construcción del socialismo en la URSS si no triunfaba una revolución socialista en Occidente. La Revolución de la clase obrera europea occidental en los años 20 y 30 fue aplastada en sangre (Finlandia, Hungría, Polonia, Bulgaria, Baviera, Berlín, Milán, España) y el tiempo quitó completamente la razón a Trotsky.

Otra discrepancia grave de Trotsky con el leninismo es negar el papel revolucionario del campesinado y en 1905 lanzó la consigna “¡No al Zar, gobierno obrero!” que olvidaba por completo a este importante sector social.

En 1913 escribió al menchevique Chjeidze que “el leninismo descansa por completo en estos momentos en la mentira y la falsificación y lleva en su seno el elemento emponzoñado de su propia desintegración”.

En la conferencia de Zimmerwald de 1915 se sigue oponiendo a Lenin.

Hasta 1917 mantiene una posición ante la cuestión nacional opuesta a la de Lenin y similar a la de Rosa Luxemburgo, negando el derecho de autodeterminación.

En julio de 1917 el Partido Comunista de Rusia (es decir, tres meses antes de la revolución) acepta el ingreso del grupo heterogéneo que lidera Trotsky llamado Meyrayontsi formado por 4 mil militantes. Trotsky no se opuso al plan de Lenin de desencadenar la insurrección pero propuso aplazarla hasta el II Congreso de los Soviets. Se vuelve a oponer en la cuestión de la paz de Brest-Litovsk de diciembre de 1917, lo que le lleva a dimitir de su puesto de Comisario del Pueblo para las relaciones internacionales.

En 1919 tiene el principal momento de gloria de su vida al dirigir y organizar el Ejército Rojo aunque una llamada “oposición militar” comunista le critica por dar empleo y mando en el mismo a 50 mil ex oficiales zaristas.

El 5 de marzo de 1920 Trotsky ordena el exterminio de los marinos revolucionarios de Kronstadt levantados contra el gobierno bolchevique.

En el X Congreso del partido vota por la prohibición de las corrientes internas aunque después de muerto Lenin, proclama la libertad de fracciones para “intentar socavar la unidad del Partido”.

Se opone a la “Nueva política económica” (NEP) lanzada por Lenin y escribe su folleto Nuevo Curso.

En 1921 defiende al partido menchevique de Georgia pasado a la contrarrevolución.

En 1924 el Partido Bolchevique lanza una primera campaña contra el trotskismo.

En 1936 escribe su libro La Revolución traicionada afirmando que “no existe el menor socialismo en la URSS”, convocando el derrocamiento violento del poder soviético y vaticinando la derrota soviética en la inminente guerra contra la Alemania nazi. Obviamente el libro es acogido por todas las fuerzas reaccionarias dispuestas a destruir la Unión Soviética.

Como dice un francés, “la última cosa que le pasó por la cabeza fue un piolet enviado por correo certificado por Stalin” aunque no hay unanimidad sobre la autoría en el asesinato de Trotsky. El antiguo resistente comunista francés Raymond Casas sostiene que su asesino era su más cercano secretario particular, Ramón Mercader, “Monard”, que tras una fuerte discusión con él le hundió su piolet en el cráneo gritando “No eres más que un cabrón! Esto es lo que mereces”. Harpal Brar mantiene también que Trotsky fue eliminado por un trotskista. 

Ángel_UJCE

domingo, 15 de mayo de 2011

¡Feliz aniversario, Madam Albright!

Para aquellos que lo hemos visto en algún momento de nuestra vida, sabemos de la trascendencia de las verdades atrapadas en las palabras del artículo que les pongo a continuación… Y es que el sufrimiento, la impotencia que se experimenta como observador al ver todas las contradicciones de la existencia en la simple mirada de un niño –y aunque no lo fuera- que podría vivir si el mundo –perdónenme la palabra- y la sociedad egoísta que hemos construido no fuera una mierda, y que sin embargo sabes que asistes a su final; es simplemente inenarrable…, y no quiero llegar siquiera a imaginar lo que experimenta el que lo sufre… Quizá algún día –cuando me sienta preparado- me atreva a escribir sobre ello.

El documento:


“[...] La guerra en nuestro tiempo es siempre indiscriminada, una guerra contra inocentes, una guerra contra los niños”. Howard Zinn (1922-2010) 


Quien me alertó fue Kathy Kelly [1] —incansable, amorosa, comprometida con el pueblo de Irak, en constante riesgo de sufrir la ira draconiana, las penas de cárcel y las multas imposibles del gobierno estadounidense debido a su compasión. Sonó el teléfono; era el 12 de mayo de 1996 y Kathy llamaba, aturdida, desde Chicago. Madeleine Albright, entonces embajadora de Estados Unidos ante la ONU, acababa de aparecer en “Sixty Minutes” [el programa televisivo 60 minutos].

Lesley Stahl, dijo Kathy, había dicho sobre el embargo impuesto a Irak por Estados Unidos: “Hemos oído que medio millón de niños y niñas han muerto. Vaya, son más niños que los que murieron en Hiroshima y... bueno, ¿vale la pena este precio?”. Albright había respondido: “Creo que es una elección muy difícil, pero el precio... creemos que el precio vale la pena”.

Ciertas cosas permanecen grabadas de forma indeleble en la memoria. Recuerdo una sensación de incredulidad; de algún modo, hasta la meticulosa Kathy debía de haberlo malinterpretado. Le pregunté si había alguna manera de que pudiera enviarme una transcripción por fax —esos tiempos eran, para la mayoría, anteriores a los ordenadores personales. Mágicamente, en una hora lo había conseguido. Leyéndolo, inundaron mi mente las imágenes de los niños y niñas que había visto sin poder hacer nada, con sus vidas malogradas por falta de medicamentos embargados, de tratamientos embargados y, con frecuencia, de capacidades para realizar cirugías vitales, embargadas.

Pensé en el aspecto repentino de la esperanza, en los ojos de un padre y una madre sentados junto a la cama de un niño mientras una entraba en la sala. Una era de fuera de Irak: quizá podría hacer algún milagro; entonces la mirada moría. Como murieron tantas y tantas almas pequeñas y frágiles a las que se arrebató sus vidas. Ahora sabía que eran un “precio” que “valía la pena”. Y con ello, la constatación de que el mal total existe realmente.

Irak importaba el 70% de prácticamente todo. El Día de Hiroshima de 1990, al aplicarse el embargo, acabó la vida racional. De los libros escolares, a los juguetes para niños, de los lápices de labios a los artículos sanitarios, del lavavajillas al champú, la normalidad murió. Pero fue el sector de la salud, antes posiblemente el mejor de Oriente Próximo, gratuito para todos, lo que fue devastado de manera excepcional. Tras el bombardeo de 1991, quedó —literalmente— en ruinas.

La saña con que el Comité de Sanciones de Naciones Unidas actuó fue una burla a los términos precisos de su Carta fundacional, en general, y a la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de la Infancia, en particular. Desde incubadoras a jeringas pediátricas, desde medicamentos contra el cáncer a máquinas y equipamiento de diálisis, desde analgésicos a escalpelos, desde antibióticos a inhaladores para el asma: se prohibió todo.

Seis meses antes de la declaración de Albright, en diciembre de 1995, Sara Zaidi y María Smith Fawzi, del Centro de Derechos Económicos y Sociales y de la Escuela de Salud Pública de Harvard, escribiendo en la revista The Lancet señalaron que en agosto de 1991, justo un año desde que se aplicó el embargo: “la mortalidad de referencia para la población menor de cinco años aumentó desde un 43,2 a 128,5 por 1.000, lo que refleja un aumento de tres veces en la mortalidad infantil”. En su nueva encuesta (de 1995) bajo los auspicios de la Organización para la Agricultura y la Alimentación de Naciones Unidas [FAO] afirmaban: “La tasa de mortalidad de cinco años ha aumentado en cinco veces”. El retraso del crecimiento y la emaciación [2] se habían convertido en prevalentes en un país donde la comida era antes barata y abundante.

Fui a Irak por primera vez tras los bombardeos de 1991, menos de un año después, y en un par de horas fui testigo de la realidad que yace tras las estadísticas. En lo que había sido el buque insignia de los hospitales de enseñanza, vi a una joven enfermera tratando desesperadamente de limpiar la garganta de un bebé recién nacido y perfecto ante sus jóvenes padres de pie con sus rostros congelados por el terror. Una amiga, una médica de Escocia que estaba conmigo, miró a su alrededor y dijo: “En una situación como esta, casi en cualquier hospital, sabes dónde se encuentran los aparatos imprescindibles; aquí no hay nada”. Vimos con impotencia como el pobrecito se volvía blanco, gris, casi azul, para acabar perdiendo su combate por la vida mientras el sol entraba a raudales a través de las rotas ventanas dañadas por las bombas. Las fábricas de vidrio habían sido bombardeadas y el propio cristal estaba también prohibido. El bebé había muerto por [la falta de] un mero aspirador de plástico que valía poco más de unos céntimos.

En 1993, las madres demasiado desnutridas para amamantar y que no podían pagar la leche en polvo alimentaban a sus bebés con agua y azúcar o té negro azucarado. Prácticamente todos ellos se hincharon por desnutrición crónica y murieron. Los médicos crearon un nuevo diagnóstico. Los llamaban “los bebés de azúcar”.

En cuanto a los niños y las niñas que sobrevivieron, los expertos en menores en zonas de guerra advirtieron que se trataba posiblemente de la población infantil más traumatizada de la tierra. En medio de tal austeridad, y con los permanentes (e ilegales) bombardeos estadounidenses y británicos, no tenían forma de recuperarse de sus experiencias.

Un ejemplo inolvidable fue el de un niño de unos cinco años en una pequeña tienda de ultramarinos, una mañana temprano. Entró con ese aire orgulloso que tienen los niños en todas partes cuando se les encarga una misión importante. Compró un huevo. En aquel momento, una bandeja de huevos costaba el salario mensual de un profesor universitario. Que uno fuera a una comida y encontrase piezas diminutas de huevo en el plato significaba que se le honraba de verdad. El niño lo llevó con cuidado a la puerta y se le cayó. Se arrodilló y trató de recogerlo en sus manos mientras las lágrimas corrían por su rostro. Metí la mano en mi bolsillo, el encargado de la tienda le dio un golpecito en el hombro y le dio otro.

Otros dos niños cuyo “precio valía la pena” padecían leucemia mieloide aguda, sangraban internamente y estaban cubiertos de hematomas por la filtración de sus capilares: una dolencia intratable. No hubo alivio para el dolor. El menor, de tres años, yacía rígido, los ojos llenos de lágrimas contenidas. Se había enseñado a sí mismo a no llorar porque llorar atormentaba su pequeño cuerpo agonizante aún más. Me di la vuelta, incapaz de hacerle una foto o de tomar notas; sólo quería consolarle pero tocarle le hubiera supuesto aún más agonía.

Cerca de la puerta me incliné para acariciar la cabeza del hijo mayor, de sólo cinco años. En un gesto que debió de costarle lo inimaginable, respondió al afecto como hacen los niños de todo el mundo y me apretó la mano con fuerza. En aquel momento escribí: “Caminé por la sala, me apoyé contra la pared y supe que realmente era posible morir de vergüenza”.

La Sra. Albright se habría sentido, sin duda, complacida por los avances de su proyecto en Basora. En una visita al Hospital Pediátrico y de Maternidad, mi querida amiga, la doctora Yenan Hussein, salió corriendo a darme un abrazo. Tras un momento de silencio tuve casi una premonición. Ella dijo: “Felicity, ¿se acuerda de los niños sobre los que escribió usted en junio?” (Era noviembre) “Lo siento, todos han muerto”. Eran diecisiete bebés de la unidad de bebés prematuros, sin siquiera oxígeno. (Prohibido).

Fue en esa visita cuando estuve a punto de perder el norte. Entré en una sala en la que un grupo de angustiadas mujeres, tías, abuelas, estaban junto a la cuna de otro recién nacido en perfecto estado que acababa de morir. La madre había salido de la unidad rota por el dolor. Pregunté si podía coger al pequeño todavía caliente. “Por favor, por supuesto”. Lo puse encima de mi hombro, le acaricié la cabeza, la espalda, convencida de que podría traerle de nuevo a la vida; era cálido, fluido, total. No sé por cuánto tiempo estuve acariciando su pequeña forma dispuesta a traerle de nuevo. Finalmente, derrotada, lo dejé tumbado, lo envolví y lloramos juntas.

Más abajo en el pasillo había otro recién nacido. Estaba en una incubadora envuelto en mantas porque la incubadora no funcionaba (las piezas de recambio: prohibidas) en el espejo del mundo en que Irak se había convertido. Prematuro y amarillo por la ictericia como estaba, necesitaba una transfusión. Pensé que yo podría tener el tipo de sangre que necesitaba y la ofrecí si podían comprobarlo para asegurarse, pues una sangre distinta es tan letal como la propia falta de sangre. No había instalaciones para comprobarlo. Prohibidas. Mi hijo prematuro se salvó por una transfusión. Miré a los ojos de la madre y su agonía resonó. Nosotras, los médicos, el bebé, éramos todos tan inútiles como los demás.

Cuando el cáncer se disparó (los niños a mediados de los años 90 nacían a menudo con cáncer, un fenómeno insólito) los tratamientos contra el cáncer fueron prohibidos. El cáncer se ha relacionado con las armas utilizadas, especialmente de uranio empobrecido.

En un Informe “por propia iniciativa”, la Autoridad de la Energía Atómica del Reino Unido estimaba que si se mantenían cincuenta toneladas de polvo residual tras las hostilidades de 1991, habría más de medio millón de muertes por cáncer en el año 2000. De hecho, las estimaciones más altas de esos restos son de 700 toneladas. En 1998, un estudio de la Universidad John Hopkins estimaba que si el cáncer continuaba en la curva de ese momento, en el año 2000 lo desarrollaría el 44% de la población.

La guerra relámpago de 2003 puede haber dejado otras 2.000 ó 3.000 toneladas de uranio empobrecido más. Durante muchos años, muchas parejas han temido tener hijos debido a la epidemia de los defectos congénitos, los mismos que se producirían si se dejaran caer residuos nucleares sobre la población.

He escrito mucho sobre Yassim, el niño poeta que al oír que era escritora resplandeció de alegría y puso un cuaderno bajo su almohada en la sala de cáncer en la que yacía. ¿Podría leerme su poema? Claro...:


“El nombre es amor
La clase no tiene sentido
La escuela está sufriendo
El gobierno es la tristeza
La ciudad suspira
La calle es miseria
El número de la casa es mil suspiros”


“Yassim”, dije, encontrando finalmente mi voz, si puedes escribir esto a los 13 años, piensa en lo que vas a escribir cuando tengas 20. Le pregunté si podía usar su poema citándole. Estaba emocionado. No llegó a verlo impreso en tantos sitios y en tantas lenguas. Murió antes de que una agencia de ayuda, eludiendo el embargo, pudiera obtener los medicamentos que necesitaba para él.

Justo antes de la invasión, le pregunté al padre de otro niño enfermo terminal, Muhammad, de 10 años, lo que le gustaría pedir a George W. Bush y Tony Blair. Respondió: “Por favor, pregúnteles si es que quieren sacrificar a todos los niños”.

“Liberar” Irak se ha traducido en unas estimaciones de cinco millones de huérfanos, un millón de viudas, casi cinco millones de desplazados, tanto interna como externamente y una infraestructura, una distorsión social, y una tragedia médica que hacen que los años del embargo parezcan leves. Entre el embargo y la invasión —de 1990 a 2011— las estimaciones más altas son: tres millones de muertos; los no natos, los recién nacidos y los menores de cinco años siguen pagando todavía el precio más alto. Un “precio que vale la pena”.

¡Feliz aniversario, Madam Albright!

N. de la T:

1. Kathy Kelly, estadounidense, fue coordinadora de la organización Voices in the Darkness en Irak, con algunos de cuyos miembros permaneció en Bagdad durante las semanas previas a la invasión de 2003 y hasta varios años después de la guerra y la ocupación dando apoyo a los sectores de población más vulnerables.

2. La emaciación, o peso inferior al que corresponde a la estatura, es un importante indicador de la mortalidad entre los menores de cinco años.

3. Programa "60 Minutes", 12 de mayo de 1996.



Felicity Arbuthnot Uruknet 
Traducción para Rebelión de Loles Oliván

sábado, 14 de mayo de 2011

EEUU ha gastado unos 750 millones de dólares atacando Libia


El gobierno de Estados Unidos, ha gastado unos 750 millones de dólares en la operación militar que invade el espacio aéreo en Libia, según información suministrada por el secretario de Defensa de la nación norteamericana, Robert Gates.

A pesar de la gran cantidad de dinero que ha derrochado Washington en las operaciones bélicas en Libia, Gates aseguró que EEUU continuará desplegando sus tropas intervencionistas en Oriente Medio, específicamente en Irak y Afganistán.

“Es probable que en este momento estemos sobre los 750 millones de dólares y encontraremos el dinero, pero en términos de operaciones en el extranjero, no creo que los problemas presupuestarios y el déficit del país tengan impacto en las operaciones en las que estamos”, afirmó.

El secretario de la Fuerza Aérea de EEUU, Michael Donley, comentó en abril pasado que la operación aérea en Libia había costado 4 millones de dólares diarios. Ese dinero se necesitaba para tener preparados en el país norafricano unos 50 aviones de combate y otros 40 de servicio.

La financiación se necesitó también para el traslado de tropas al teatro de operaciones. El precio de un misil de crucero “Tomahawk” se sitúa entre un millón y un millón y medio de dólares.

Librered

miércoles, 11 de mayo de 2011

La visión retrospectiva de la pseudoizquierda


Ya hace un tiempo tenía pendiente abordar este tema, resultado de la lectura de una artículo al respecto, ya no recuerdo dónde, ni al autor del mismo -por lo que pido disculpas-, si puedo decirles que a groso modo se defendía la acción solidaria en el seno de la izquierda como elemento fundamental para la creación de conciencia en el corazón mismo de los pueblos, pero sin hacer énfasis alguno o proponer la necesaria carga ideológica que debe de acompañar a esas acciones…; y es que esa lógica -muy arraigada en el pensamiento- presume que necesariamente yendo en dirección opuesta en los procedimientos para establecer y construir una voluntad colectiva se obtendrá el mismo resultado que desarrollando el procedimiento en dirección contraria, o lo que es lo mismo, que se puede llegar a la concienciación ideológica, a la construcción de esa voluntad colectiva a través de acción vacía de contenido ideológico…; obviando que mediante ese procedimiento pueden obtenerse otros resultados, por ejemplo justificaciones religiosas de esas acciones.

Esta lógica de la simple acción solidaria , especialmente en auge desde que la socialdemocracia intoxicó las ideas del internacionalismo, la solidaridad y el pensamiento de la izquierda, que como ya he afirmado en otro momento son en realidad parches encaminados a aliviar algunas terribles realidades, pero que en modo alguno resultan en determinantes en la resolución de los verdaderos y coyunturales problemas que las originas, de hecho la mayoría de los progresos que se puedan obtener a través de las mismas resultan en circunstanciales pues en el mismo momento el sistema se encarga de empequeñecer cualquier logro –según la ONU por cada infante que es vacunado el sistema genera a otros 10’000 que se quedarán sin vacunar, por cada 100 alfabetizados el sistema crea 10’000 nuevos iletrados, etc.-; e incluso funciona como el perfecto maquillaje para un sistema brutal que nos oprime y que de hecho ha desplazado al ser humano del centro mismo de la historia y la sociedad para otorgar ese lugar a los mercados y a los oligopolios que los dominan sin ningún límite político, económico y/o territorial.

En ese sentido, la desigualdad generada por el Killer Capitalismo, tiene un resultado aún más dramático -más obsceno si cabe-, más allá de la inequidad imperantes; pues constituye la causa del genocidio más brutal e ignorado de nuestra historia… Y es que según las FAO –sólo es un ejemplo, hay otros muchos- 100’000 personas alrededor del mundo mueren cada año por causas directas del hambre, cada 5 segundos muere un niño menor de 10 años por la misma causa; una de cada seis personas -856 millones- permanece mal nutrida de forma grave y permanente a lo largo de toda su vida, así pues asistimos a una matanza cotidiana y deliberada…; que es ocultada por el sistema, los medios de comunicación de masas y por supuesto, por esas acciones que entiendo vacías de contenido, y que en última instancia juegan un papel determinante en el conformismo que experimentan las sociedades que lo sufren.

Esa idea retrospectiva, que en realidad esconde un afán des-constructor de la voluntad colectiva –voluntario o no-, es lo que podríamos reconocer como el eje fundamental de eso que un buen amigo mío denomina acertadamente como la Izquierda Imperialista –en la que debemos incluir a un buen número de sindicatos mayoritarios-, refiriéndose a la pseudoizquierda insertada que da por buenas las acciones del sistema, y con ello ha legitimado y legitima hechos aberrantes como la guerra contra la antigua Yugoslavia -quizá el ejercicio de socialismo más paradigmático del antiguo bloque y que en su momento no quiso renunciar al socialismo como sistema (aquí vimos a Ramonet, por ejemplo, dando por buena la intervención armada que concluyó en matanza indiscriminada, y al servicio de unos rebeldes que crearon una bien engrasada industria de tráfico de órganos; el mismo que hoy da por buena lo que acontece en Libia apelando a la “legalidad internacional” que emana del Consejo de Seguridad)-, guerras como las de Afganistán e Irak, e incluso haciendo eco de las bondades de las medidas económicas encaminadas a rescatar el sistema financiero y a vaciar completamente de contenido las prestaciones sociales, el estado de bienestar y los derechos laborales, como nunca antes se había visto en el pasado reciente…

Con esa misma doctrina, han llegado a respaldar sin pudor alguno, las medidas económicas neoliberales implementadas por el sistema para salvar al capital financiero –el capital que nada produce y que es dueño de todo- de la crisis ocasionada por el mismo con dinero del ciudadano común en nombre de la sacrosanta estabilidad, a la vez que dejan sin auxilio a millones de familias abocadas al desastre económico y a la absoluta precariedad, e incluso guardando silencio cuando ese mismo sistema que se dice en bancarrota utiliza otros mecanismos para ayudar a los oligopolios supranacionales; recordemos que las Guerras –Libia en este caso- resultan en un buen negocios para los que quieren apropiarse de la riqueza de terceros países, para la industria militar, así como para los estamentos que las financian, que de ese modo se hacen con otra buena parte del dinero público. Y es que cada vez que una bomba “inteligente” es lanzada por las fuerzas invasoras de las “democracias occidentales” para liquidar a civiles en alguna localidad del planeta, también se produce otro fenómeno indisoluble, el dinero del estado, del contribuyente, pasa en un flujo continuo a manos del capital financiero.

Así pues nos encontramos que en su conjunto, el desarrollo de todos esos mecanismos, visiones y políticas promulgadas por esa “izquierda” se encaminan a someter la voluntad colectiva; y de hecho evitan que los viejo sueños de igualdad afloren nuevamente y que terminen por irrumpir en la vida e ideario político de los pueblos, que termine por derrumbar a este desigual sistema en el que esa “izquierda” no es más que un elemento agregado de coerción.

En esencia, las luchas por la emancipación siempre ha sido una permanente lucha de clases, y aunque hoy aparentemente disipada, sigue siendo una fuerza transformadora brutal que amenaza con despertar y arrasar al sistema imperante en cualquier momento… Pero está ves también hay que desarrollar una inevitable lucha al interior del pensamiento intoxicado de la izquierda en la que militamos…

Pedro MADRIGAL
KBML - 1917
MK9

martes, 10 de mayo de 2011

OTAN: la vida es desechable sin intereses económicos


Los que se reclaman defensores de los “derechos humanos”, esos que solo los defienden cuando hay intereses económicos de por medio; para los que en realidad los ser humano carece de importancia, son desechables, como lo son las vidas de los civiles muertos bajo las bombas de la OTAN, en todos los conflictos abiertos por los estados que la conforman…

Y es que The Guardian ha informado que 61 inmigrantes africanos han muerto en el mar Mediterráneo, después de que militares de la OTAN ignorasen su petición de auxilio y con ello el socorro; incluido un helicóptero de la organización belicista de nacionalidad Francesa; con ellos se ha violado el derecho marítimo internacional, el mismo obliga a atender las llamadas de socorro de los barcos que se encuentran en las proximidades y a prestar el debido auxilio. La embarcación con 72 personas a bordo –con mujeres, niños y refugiados-, aparentemente abandonó Tripolí con destino a Lampedusa; y tras pasar 16 días a la deriva y la negación del socorro por la organización militar, sólo 11 de los integrantes salvaron la vida.

Organizaciones de derechos humanos han reclamado una investigación por las muertes, mientras que la OTAN niega los hechos.

En ese sentido Mosses Zerai -director de la organización para los derechos de los refugiados Habeshia-, afirma que mantuvo contacto hasta el último momento con el barco y ha declarado:

"Ha habido una abdicación de responsabilidad que ha resultado en la muerte de más de sesenta personas, niños incluidos. Ello constituye un crimen, un crimen que no puede quedar impune sólo porque se trataba de inmigrantes africanos y no de turistas de un crucero".

Basado en información de The Guardian

viernes, 6 de mayo de 2011

Reporteros Sin Fronteras, reporteros en silencio


Por segundo año consecutivo, la organización Reporteros Sin fronteras (RSF) permaneció impasible frente al golpismo que atemoriza a medios y periodistas en Honduras, decidiendo, una vez más, no incluir a ningún actor de la asonada en su influyente lista de "depredadores de la libertad de prensa". Ni ejército, ni gobierno, judicatura o policía, nada. En Honduras, país donde antes del golpe de Estado morían dos periodistas al año y ahora son diez, los profesionales de la información, especialmente aquellos críticos con el golpe cívico militar de la derecha, parece que se mueren por capricho, aburrimiento o magia.

El año pasado Benoit Hervieu (responsable de América para RSF) escribió que, de toda la pavorosa cantidad de periodistas asesinados, ellos solo contabilizaban "uno", un solo periodista asesinado por el golpismo. Pero aún aceptando que solo fuese uno, para él y RSF, un solo asesinato de Estado (si este viene ordenado por la derecha) no es motivo suficiente para incluir en la lista de "depredadores" a ese Gobierno, Estado, mandatario o fuerza pública. Por el contrario, sí serán sujetos de acusación y notable señalamiento, quienes no estén alineados ideológicamente con las instituciones que financian RSF. Es por tanto depredador, no en realidad quien mate o no mate, sino quien no esté del lado de la agenda política que RSF en realidad representa.

Organizaciones un poco más serias que RSF, como Amnistía internacional o Médicos Sin Fronteras, jamás vivirían del dinero de las arcas de Washington o de los grandes complejos empresariales de Francia, como si hace abiertamente RSF (la cual ha llegado a recibir fondos de la ultraderecha armada de Florida). Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional lo explicaba así: "Quien paga manda, por lo que una organización verdaderamente independiente jamás debería mezclarse con gobiernos y corporaciones". Quizás de este modo una organización pueda ser órgano de consulta de las Naciones Unidas, como es el caso de Amnistía Internacional, y no repudiada por la ONU, como sí ha sido el caso de la muy poco transparente RSF.

Pero este año hay cinismo y novedades. Para justificar su silencio y apaciguar la indignación que su descarado apego al neoliberalismo comienza a generar, RSF ha decidido incluir a un personaje hondureño en su lista de "depredadores de la libertad de prensa". Se trata del magnate Miguel Facussé quien es responsable del hostigamiento a la democracia en general y dos radios comunitarias en particular. Sin embargo, en esta maniobra propagandística (si te financia la FNAC o el grupo Vivendi mucho se aprende) RSF lo presenta como un caso aislado, en el que el poder y la responsabilidad de éste comienza y acaba con el individuo en cuestión. ¿Acaso no hay estructura legal que lo permite?

Da la casualidad de que quien escribe es reportero con amigos en Honduras, miembro de la Asociación de Medios Comunitarios (AMARC) y simpatizante de la las humildes radios populares, incluyendo una de las emisoras censuradas. Aquel día en el que Miguel Facussé consiguió cerrar La Voz de Zacate Grande, yo mismo me encontraba allí. ¿Cómo consiguió este millonario cerrar esa modestísima radio comunitaria?, ¿él solo?, ¿él solo con las milicias que suelen disparar a los que caminan descalzos? No. Fue un deseo de Miguel Facussé ejecutado por: 1. La fiscalía, 2. La policía, 3. El ejército, es decir, el golpismo, el Gobierno, el poder del Estado que ese día se manifestó en decenas y decenas de militares armados, sembrando el terror al tiempo que cerraban la radio y ponían una cinta amarilla que rezaba "escena del crimen". ¿Por qué no habéis incluido en vuestra lista al régimen que, no solo permitió, sino ejecutó semejante crimen?, ¿con qué facilidad han olvidado que el director de esa radio está aún recuperándose de varios impactos de bala?

La decisión de RSF es mezquina y sumamente cobarde. Pueden decir una y mil veces que han sacado pequeños comunicados denunciando algunos de los atropellos sucedidos en Honduras, pero ellos saben que éstos se pierden en un océano cibernético de párrafos efímeros por inconexos. Lo que influye, lo visible, lo que atrae a cientos de cámaras el tres de mayo (día de la libertad de prensa) y tiene poder para salvar vidas o hacer daño, es su famosa lista de "depredadores de la libertad de prensa", ellos bien lo saben, sin embargo, año tras año, redundan en un silencio cómplice y cínico.

El mundo ha de ser libre, y la prensa que nos lo describa también diversa, por mucho que RSF, el poder que los sustenta y los asesinos de periodistas en Honduras no lo entiendan. La libre expresión ha de ser tan plural e inclusiva que hasta organizaciones como RSF deben tener derecho a contar cómo entienden ellas la prensa y la información. Sin embargo lo preocupante, lo que genera tiranía y exclusión, es el hecho de que el sistema de medios dominante, aquel que se sostiene con el dinero de un sistema injusto y no con la construcción desde abajo, nos presenta a RSF como la voz de los reporteros del mundo. Esa es la batalla democrática que los periodistas que creen en el derecho a la vida digna para todas y todos, debemos dar. Recuperar la voz popular para explicar al mundo que RSF no nos representa. Ellos sólo son los estómagos del poder, y tienen la maldita plata por patria y por frontera.

Unai Aranzadi
Rebelión

Mapuches

Cuando el pueblo mapuche consiguió derrotar a los invasores de la corona español no imaginaron que su lucha no había hecho más que empezar.

“Mapuches: historia de una resistencia” es un retrato de la situación actual de conflicto que vive este pueblo originario chileno.

Es el testimonio de los que aún continúan resistiendo por mantener su identidad como pueblo, por conservar sus raíces, su cultura y su territorio.

Y es un homenaje a aquellos que se han quedado por el camino…



Mapuches from Nacho Salgado on Vimeo.


jueves, 5 de mayo de 2011

Dos nuevas victorias para Nicaragua en La Haya


El representante de Nicaragua en La Haya, Dr. Carlos Argüello, calificó como "dos nuevas victorias" para nuestro país los fallos que emitió la Corte Internacional de Justicia (CIJ) este miércoles, en los que rechaza las pretensiones de Costa Rica y Honduras de intervenir en el litigio fronterizo entre Nicaragua y Colombia en el Caribe.

En comunicación vía telefónica con el canal de televisión Multinoticias, Argüello afirmó que "esta es una sentencia que le da la razón total a Nicaragua", por lo que ahora "queda la puerta abierta para que se den audiencias públicas en el caso de Nicaragua contra Colombia y luego vendría la sentencia definitiva". 

En dos sesiones públicas, la máxima instancia judicial de la ONU dictó que ni Costa Rica ni Honduras demostraron que "sus intereses de orden jurídico" estén amenazados en ese diferendo por lo que les negó participar en el proceso como habían solicitado el año pasado.

La petición de San José fue rechazada por los jueces por nueve votos a favor y siete en contra y la hondureña por trece votos favorables y dos en contra.

Ambos países habían requerido intervenir en el litigio fronterizo al estimar que cualquier decisión de la corte al respecto podría afectar sus intereses en el Caribe, en especial, sus espacios económicos exclusivos.

Pero la CIJ aseguró que cualquier trazado fronterizo que decida entre Nicaragua y Colombia en ningún caso afectará "los intereses de un país tercero" estimando por tanto injustificadas las preocupaciones formuladas por los dos países centroamericanos.

Para el representante de Nicaragua en La Haya, Dr. Carlos Argüello, se trata de "dos nuevas victorias" para la diplomacia nicaragüense.

"En primer lugar, creo que lo primero que hay que enfatizar es que son dos nuevas victorias para Nicaragua, son dos sentencias diferentes en dos pretensiones de Costa Rica y Honduras de querer respaldar la posición de Colombia en contra de Nicaragua y fue rechazado rotundamente por la Corte, eso es lo más importante de este asunto", dijo el representante al canal de televisión.

Sin embargo, la introducción de las pretensiones tica y hondureña en el contencioso con Colombia hizo que todo el juicio se retrasase un año, desde marzo de 2010 al presente, explicó Argüello.

"En el caso de Honduras (...) la Corte dejó claro que la sentencia del 2007 (sobre los límites con Nicaragua) fue definitiva y que dejó zanjada la disputa entre Nicaragua y Honduras totalmente, que no existen ningún territorio marítimo entre Honduras y Nicaragua que no haya sido resuelto por esa sentencia", explicó el diplomático.

"En el caso de Costa Rica, (...) firmó un tratado absolutamente inicuo con Colombia hace 30 años, en el cual (...) reconoció que unas piedras que Colombia reclama y que pertenecen a Nicaragua, que son los Cayos de Albuquerque, servía para delimitar con la tierra firme de Costa Rica", dijo Argüello.

Según el representante de Nicaragua ante la CIJ, ese es un tratado "que es completamente perjudicial para Costa Rica, adonde Costa Rica está perdiendo miles de kilómetros cuadrados de territorio marítimo, verdadera pérdida para un país centroamericano, hermano nuestro". 

"Sin embargo, Costa Rica (...) entró en este juicio pretendiendo respaldar la posición de Colombia, cuando en todo caso como país centroamericano debió haber respaldado la posición de Nicaragua que le permitiría a Costa Rica (...) conseguir los espacios que verdaderamente le corresponden a Centroamérica en el Mar Caribe", explicó.

"En fin, el fallo de la Corte decidió que lo que Nicaragua pretende no le causa ningún perjuicio a Costa Rica", concluyó Argüello.

Para Argüellom la decisión de la CIJ viene a poner fin a las pretensiones expansionistas tanto de Honduras como de Costa Rica:

"En el caso de Honduras, definitivamente, porque ya existe una sentencia definitiva en el año 2007. Con Costa Rica nosotros no tenemos límites en el Mar Caribe u Oceano Pacífico, es decir eso está todavía pendiente, es parte de las negociaciones que tenemos con Costa Rica", dijo.

En cuanto al futuro del diferendo con Colombia, el representante nicaragüense considera que "ahorita lo que queda es la puerta abierta, que estaba abierta hace más de un año y que se ha venido cerrando por estas intervenciones para que se den las audiencias públicas en el caso de Nicaragua contra Colombia y después vendría la sentencia definitiva". 

"Este es un asunto (...) que ya tenemos prácticamente diez años de haber iniciado (...) pero ahora ha quedado completamente cerrado ese capítulo de atrasos y nosotros esperamos que en los próximos meses puedan ser la audiencias públicas y después vendría la sentencia definitiva de la Corte y ya acabaríamos y cerraríamos ese capítulo, tan triste que ha sido ese tema con Colombia", dijo Argüello.

En cuanto al diferendo limítrofe con Costa Rica, el doctor Argüello explicó que "es un asunto que está ante la Corte, que ya está sometido a los plazos normales de la Corte y que está siguiendo el procedimiento normal establecido en estas situaciones, así que eso está siguiendo su curso como corresponde". 

Para Argüello, el fallo de este miércoles en La Haya "es una victoria adicional que (...) demuestra la justicia de los reclamos y de la posición jurídica que Nicaragua ha venido sosteniendo. Así que en ese sentido creo que todos debiéramos estar muy contentos con esto, porque en esta situación no había posibilidad de decir que la sentencia fue un poquito así o un poquito asá, porque, o se permitía la intervención, o no se permitía, y obviamente no se permitió y no hay la menor duda de que ahí salió victorioso sin lugar a dudas en este caso".

La Primerisima

miércoles, 4 de mayo de 2011

WTC7 - Esto es una naranja

Nos dicen que el World Trade Center 7 colapso después de haber sido dañado por fuego, pero el colapso se parece a una demolición controlada.




Wojtyla: el beato fundamentalista…


La celeridad con la que Juan pablo II se ha convertido en Beato es cuanto menos vomitiva…, pues en el fondo solo puedo observar la necesidad de los dirigentes de una institución atrapada en otros tiempo, de suministrar a su público un nuevo "santo" –por su dimensión mediática- que les permita continuar perpetuándose en el ideario social, que les permita continuar estando al servicio de los poderosos, las iglesia católica solo ha sido eso, un instrumento de coerción y persuasión al servicio de esos poderes que han sometido a los pueblos…

No es ningún secreto que durante su “reinado” florecieron estrecha relación de esa institución con repugnantes dictaduras, los escándalos financiero, e incluso la protección de los tristemente célebres efebófilos [1] –pederastas en realidad-; si amigos míos, fue durante ese su reinado que Ratzinger –el antiguo miembro de las juventudes nazi y hombre de confianza de Karol Wojtyla- ocultó sistemáticamente las denuncias de las víctimas de abusos sexuales, al punto que reubicaron a esos delincuentes en otras diócesis para que continuaran con su orgía criminal, todo con la venia de ese que quieren “santo”; y que la vez condenaba al único movimiento que podemos considerar digno dentro de esa estructura anquilosada, La Teología de la liberación, cuyos máximos representantes han sido condenados al olvido…

No olvidemos, que fue quien dio mayor relevancia y poder dentro del catolicismo a esa poderosa secta retardataria que conocemos como Opus Dei a la que pertenecía –hasta entonces aparatada precisamente por fundamentalista, y esto hace que me pregunte, ¿en que se basan los fundamentalistas para determinar que hay alguien o algo que tiene que ser apartado por ser fundamentalista?-, famosa por ejercer un control férreo sobre sus numerarios, que va más allá del simple adoctrinamiento… Curioso, pues siempre se nos ha querido presentar al sujeto como un prelado progresista, por aceptar públicamente la veracidad de la evolución, o por entonar el mea culpa y pedir perdón -como máximo representante de la iglesia católica– por los atroces crímenes cometidos durante la inquisición; pero no los pidió por el apoyo explícito a Hitler, Mussolini, Franco, Somoza, Pinochet, etc.

No me cuesta imaginar que bajo las blancas túnicas de Papa, había un cuerpo castigado por el látigo penitente que le acompañaba en cada viaje –práctica común de los miembro del Opus Dei-, además del medieval, macabro y cruel cilicio que portaba en una de sus piernas para purgar sus pecados, al menos es lo que ha manifestado el postulador de su causa de beatificación -Slawomir Oder, hombre de confianza del Karol- en el libro "Perché é santo" (Porque es santo.)

Con ésta información, podemos asumir que el papa que reprendió a Ernesto Cardenal por su implicación en la lucha del pueblo nicaragüense en contra de la dictadura Somocista, en sus fueros no era más que un fundamentalista, uno que hoy se encamina a formar parte del panteón de los “santos” católicos, y que nos legó afirmaciones condenables como esta:

“…la santidad de la mujer sobreviene al tener el octavo hijo…”

Notas: 
[1] “Enamorarse de un adolecente masculino, con una cierta belleza femenina” (es la definición etimológica).

Pedro MADRIGAL
KBML - 1917
MK9

martes, 3 de mayo de 2011

Matar a Osama para salvar a Obama


“América puede hacer lo que se proponga. Esa es la historia de nuestro país. Somos una nación, bajo Dios, indivisible con libertad y justicia para todos”. Barack Obama. 

Esas palabras adquieren toda la dimensión de la realidad de la nación más agresora, más imperialista de cuantas hay, siempre han hecho lo que han querido, han exterminado pueblos, naciones, democracias legítimas, instaurado dictaduras –siempre con el velado y servil apoyo de los miembros de la UE-. Y es que el inquilino de la Casa Blanca apareció tras la cámara para clamar ante el mundo que “se ha hecho justicia”; y el pueblo estadounidense, ese que se encuentras totalmente alienado por los medios de comunicación y su gobierno, estalló en un frenesí incontenible de “demócratas” que se regocijan en la muerte, celebrando eso que el genocida George Bush ha denominado como “la venganza de los EEUU, la venganza de la democracia” -¿es eso justicia?-. Me pregunto, si estaba localizada la ubicación del sujeto más buscado del mundo desde el 2008 –según filtró Wikileaks-, no debía de haberse capturado vivo para proceder a impartir justicia desde los tribunales pertinente; presumo que si lo capturaban vivo podría abrir la caja de pandora que nos llevara a la verdad de todo lo acontecido alrededor del 11 se septiembre, unos hecho que aún continúan por esclarecerse…

Obama apuntó en su rueda de prensa que la “sigilosa” operación ejecutada por los Navy Seals, se realizó en la localidad de Abbottabad, a unos 50 km de la capital paquistaní, apuntando que se produjo un combate de unos 40 minutos en el que murieron otras cuatro personas; y que sus asesinos tenían el cadáver –luego dirían que lo tiraron al mar- que según los informes registraba un balazo en la cabeza –¿acaso un tiro de gracia?-, que además se había detenido a dos mujeres y algunos de sus hijos que seguramente ya estarán en algún agujero legal –cárceles secretas como Guantánamo- que conforman una de las mayores violaciones a los derechos humanos. Si pasó por alto recordar que este había sido un agente de la CIA, y que bajo ese paragua creó a los “talibanes” para combatir a los soviéticos en Afganistán, e incluso llegó a estar involucrado en la financiación de la contra nicaragüense, o que su familia fueron –no se sabe si aún lo son- socios de envergadura de la familia Bush.

No es difícil adivinar que tras este anuncio, hay dos objetivos reconocibles y bien definidos:

1. Remover de las principales noticias el asesinato del hijo de Muammar al Gaddaffi –quien no desempeñaba cargo político ni militar- y tres de sus nietos (infantes) –que demuestra que también hay objetivos civiles- , en un crimen brutal e injustificable, violando el derecho internacional pues intentan cometer un magnicidio, así como la resolución del Consejo de Seguridad que les ha permitido iniciar su campaña imperial en el norte de África.

2. La recuperación de la popularidad descendente de Obama –la más baja desde que es presidente- de cara a las próximas elecciones, de hecho ya está en campaña… Con este anuncio se evita que el ciudadano estadounidense dirija su atención hacia los problemas coyunturales de su sociedad...

Pero la guerra contra el terrorismo sigue en la agenda de las administración Obama –una guerra útil para los poderes supranacionales por la sencilla razón de que no se puede ganar, porque el enemigo es invisible-, es el único modo de continuar con la eliminación de derechos ciudadanos y de asegurarse un modo de justificar las intervenciones militares en contra de las soberanía de los pueblos: dijo que “el mundo siente alivio”, pero a la vez alerta de “ataques violentos en todo el mundo tras la muerte de Bin Laden”. Acaso es un alivio que se produzca un asesinato que por la naturaleza del sujeto asesinado pone en peligro a aquello a los que se presume o dicen quieren proteger. Hoy han matado al sujeto que ha justificado invasiones e intervenciones militares cuyo costo a alcanzado la mágica cifra de $ 1.200.000.000.000 –pérdidas para el ciudadano común y ganancias para la industria de la guerra (no solo armamentística)-, y que de hecho se ha saldado con un genocidio, recordemos que el número de muertes provocadas por las intervenciones desde el 2001 ya se aproximan al millón de muertos…, sin olvidar la sustracción de los derechos civiles…

En fin, solo me parece un gran montaje publicitario repugnante alrededor del asesinato de un sujeto –sea quien sea-, que deja en entredicho las motivaciones que llevaron a la invasión de Afganistán; en donde el decidió concurso de la UE también le convierte en culpables; vean sino lo declarado por la Comisión Europea:

“no contradice –el asesinato como “justicia”- los valores y principios de la Unión Europea (UE), que aboga por la libertad, la democracia y el fin de la pena de muerte a escala mundial”. 

Hoy corroboramos lo que ya sabíamos, “vivo o muerto” en el lenguaje oficial de los EEUU y ahora de la UE, quiere decir muerto…

Pedro MADRIGAL
KBML - 1917
MK9

Otros documentos de interés

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...