«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

lunes, 31 de octubre de 2011

OTPOR: el fascismo que vino del este


Hablar de OTPOR [1] es hacerlos obre una organización de la que se saben sus efectos pero de cuya organización, financiamiento, incluso de su origen se sabe más bien poco dado el absoluto silencio de los medios de comunicación al respecto.

OTPOR es una organización nacida en el seno de sectores estudiantiles serbios como una organización de inspiración fascista, específicamente los Camisas Negra húngaros -basta ver su simbología en la que destacan un puño (derecho) y la cruz celta que ha sustituido a la esvástica en las organizaciones neonazi-, que posteriormente busca y recibe apoyo y financiación incondicional de los EEUU a través de la US National Edowment for Democracy (NED); además de la implicación en su adiestramiento de agencias de inteligencia como la CIA, MI5 y el MOSAD.

Para hacernos una idea, la NED es la misma organización que suministró unos 5 millones de dólares a la candidatura de Violeta Barrios de Chamorro en el proceso electoral del noventa en Nicaragua, y de hecho, hoy siguen siendo la principal fuente de financiación de la oposición nicaragüense. En ese sentido, se sabe que durante el 2009 dedicó 623 mil 180 dólares para la financiación de estos grupos; y se estima que esa cantidad se ha ido incrementando cada año… La NED tiene presencia en todos los países latinoamericanos, siempre asociada a la oligarquía-burguesía local desnacionalizada. El objetivo de estas millonarias “inversiones” es la promoción de la “democracia” burguesa, esa que se ajusta tan apropiadamente a los interese de los EEUU en cuestiones geoestratégicas…, especialmente en lo que se refiere a la obtención de materias primas que alimenten su voraz mercado e insostenible sistema productivo… Y esta es la conexión fundamental por medio de la cual se entiende la llegada a Nicaragua de material ligado a la fascista OTPOR…, de la mano de organizaciones opositoras juveniles…

Dado el éxito cosechado por el método OTPOR en su aplicación en países del este europeo dando lugar a lo que se ha denominado Revoluciones de Colores o golpes de estado suave, el método ha pasado a forman parte de las estrategias de la CIA y el Departamento de Estado al punto que han creado el Center for Applied Non-Violent Action and Strategies (CANVAS), cuyo objetivo es subvertir y derribar a gobiernos legítimamente electos contrarios a los intereses de los EEUU. Es destacable que se ha detectado la participación de organizaciones afines a CANVAS en la “primavera árabe”… que utilizan la misma simbología de OTPOR; nótese que en ningún caso esos movimientos han logrado la transformación efectiva del sistema, sino y únicamente remover al dictador –Ben Ali y Mubarak- que estaban al frente dejando intacto el sistema que sigue sometiendo al pueblo… De hecho, resulta esclarecedor que una vez se logró que los tiranos abdicaran en favor de la clase dominante, los medios de comunicación de masas han silenciado las protestas de aquellos que se movilizaron y movilizan por la desconstrucción de las actuales relaciones sociales que permitan construir un estado incluyente…, más justo…, más igualitario…

En esencia, OTPOR es sólo un instrumento, un método, no un movimiento en sí mismo, y está conformado por un pequeño núcleo hermético de personas de ideología fascista, o muy afines, ligadas y dependientes de las políticas imperialistas de los EEUU y sus socios, y que se infiltran en los escenarios políticos de países soberanos a través de organizaciones estudiantiles y centros de estudios superiores…; y aunque el grueso del grupo “primario” serbio se integro en el Partido Demócrata de ese país, el núcleo sigue activo, instruyendo a opositores de otras latitudes, exportando el métodos... en teoría pacífico.

Su mecanismo de infiltración es el empleo de psicología del comportamiento social… y por su puesto los intereses de clases dominantes; esto les permite que logren aglutinar e instrumentalizar el inconformismo de sectores opositores…, y dirigir a una masa cuya mayoría de miembros desconocen la verdadera naturaleza de la organización, de hecho se comporta como una organización de anillos concéntrico en donde los que se encuentran más alejados del núcleo fascista, creen equívocamente que están haciendo una transformación revolucionaria y no al servicio de fuerzas retardatarias contrapuestas a sus propios intereses…

Este mecanismo de subversión ya empleado en la región con poco éxito –en Venezuela-, está haciendo su aparición en el escenario político de Nicaragua…, y lo hace a través de grupos de jóvenes estudiantes opositores de la UCA; que emplean las instalaciones de un centro de estudios con el fin de difundir e introducir, intuyo, en la sociedad nicaragüense el ideario de una organización fascista cuya naturaleza aseguran desconocer.

Notas

[1] En alfabeto cirílico ОТПОР! y se traduce como Resistencia.

Pedro MADRIGAL
KBML-1917
MK9

domingo, 30 de octubre de 2011

La indiscutible presencia de la red terrorista Al-Qaeda en la conspiración contra Libia


Al comienzo de la revuelta en Libia, febrero 17, 2011, los dirigentes de ese país señalaron del peligro de la presencia de miembros de la red terrorista Al-Qaeda en el conflicto. Los medios internacionales consideraron que aquello era una maniobra de dispersión por parte de Gaddafi, que se trataba de una revuelta popular. Hoy los elementos son otros, reconocimiento de parte de ONG's (Amnistía Internacional -que sufre de una verdadera amnesia cuando se trata de condenar regímenes pro capitalistas-, Human Rights Watch) que jamás existió los "bombardeos" de Gaddafi a la población indefensa. Hubo enfrentamientos entre facciones armadas en la perecieron cerca de 250 personas, la MITAD, miembros de las fuerzas de orden. ¿Se imaginan ustedes manifestaciones pacíficas en occidente que terminen con la mitad de muertos entre las fuerzas de orden?

Todo ha obedecido a un plan concertado, una vez más el imperialismo norteamericano, tal como lo hiciera en Afganistán, apoyando a los Talibanes y creando la red terrorista Al-Qaeda, para vencer a los soviéticos y asesinar a Najiboulá. La historia se repite, en el pasado la DGSE francesa bajo Mitterrand apoyó la creación de Al-Qaeda y las nefastas fuerzas opositoras a la intervención soviética en Afganistán. Han reeditado, con mayor descaro y desprolijo aquella historia, esta vez a algunos kilómetros de Europa. El mismo día que Libia fue declarada "libre", hace una semana, el 23/10/2011, el renegado mayor Mustafá Abdel Jalil, Ministro de Justicia de una "abominable tiranía" donde NO existía justicia, hoy "presidente" del CNT, dio el tono de lo que quieren que venga en Libia, "Nosotros, como país musulmán, hemos adoptado la 'sharia' (ley islámica) como principal fuente de legislación y toda ley que se contradiga con ella será nula".

Volvemos a los fantasmas "inventados" por Gaddafi, la presencia de los fundamentalistas islámicos en el conflicto libio. ¿Era verdad o simplemente una estratagema de parte del líder libio?, el discurso del renegado fue una ducha fría para occidente, pero hay más, las banderas de Al-Qaeda ya comienzan a aparecer en los techos oficiales de Bengazi. La guerra en Libia nos deparará muchas alternativas, pero de una si estamos convencidos, el pueblo libio ganará esta guerra, y el pueblo libio no es un pueblo fundamentalista islámico y mucho menos racista, xenófobo y fascista como lo han demostrado ser los renegados de Bengazi. Veamos las pruebas de la presencia de Al-Qaeda (no hay que olvidar al actual gobernador militar de Trípoli, Abdelhakim Belhadj, conocido alto miembro de Al-Qaeda, "perseguido" por los EEUU).

*La bandera de Al Qaeda, compañeros de fechorías de la OTAN, ondea sobre los juzgados de Bengazi






La voz de la resistencia libia

¿África ahora? ¿Por qué no?


No terminaba de apagarse el estruendo de la última bomba que la OTAN arrojó en Libia cuando el presidente Obama anunció la decisión de intervenir militarmente en otro país africano: Uganda. “Esto es necesario –dijo– porque el Ejército de Resistencia del Señor (ERS) representa una amenaza para a la seguridad regional” (www.whitehouse.gov, 14-10-11). En cierto sentido, el argumento es novedoso: hasta el presente, la Casa Blanca invadía países “en defensa de la seguridad nacional”, la de EE.UU. Esta explicación del operativo Uganda –al que ya se destinaron 40 millones de dólares– pone de manifiesto la capacidad de cambio que caracteriza al mandatario estadounidense y la amplitud de su preocupación por el mundo entero.

Washington enviará un centenar de “asesores militares” para contribuir al aniquilamiento del ERS, una miniguerrilla de vaga orientación cristiana sin base social alguna que ha cometido atentados terroristas en la zona. Opera desde hace 20 años, pero el Departamento de Estado le presta ahora una repentina atención. Ese cuerpo de élite “permanecerá en el país todo el tiempo que sea necesario”, precisó Obama y la historia se conoce: la intervención de EE.UU. en Afganistán comenzó con personal militar escaso y hoy asciende a 100.000 el número de sus efectivos en el país asiático. La generosidad del jefe de la Casa Blanca asomó en otro ofrecimiento: está dispuesto a intervenir en el Congo y en la República Centroafricana “si esos Estados lo solicitan”.

El 16 de octubre, dos días después del anuncio de Obama, tropas de Kenia invadieron el sur de la vecina Somalia por tierra, mar y aire con el propósito declarado de impedir que presuntos miembros de la organización islamita al Shabaab siguieran violando la frontera. La Casa Blanca manifestó su sorpresa por el hecho y negó que estuviera involucrada, pero los misiles que causaron la muerte de centenares de civiles somalíes “parecen haber sido disparados desde aviones no tripulados o submarinos estadounidenses”, según The Economist (www.economist.com, 29-10-11).

Francia negó asimismo su participación en el operativo y fue desmentida por un vocero militar de Kenya, el mayor Emmanuel Chirchir, quien manifestó que la marina de guerra francesa había bombardeado poblaciones somalíes (The New York Times, 23-12-11). Libia quedó atrás, pero la OTAN es incesante.

Todo parece indicar que, en realidad, avanza la aplicación de la estrategia del comando de EE.UU. para África (Africom, por sus siglas en inglés): EE.UU. persigue el control militar de las zonas estratégicas del continente negro: Libia, en el cruce del Mediterráneo que baña a Medio Oriente y África; el Cuerno de África y la región central africana, que facilitan el control del océano Indico y el Atlántico. Se puede pensar que la razón de este designio es apoderarse de las riquezas de la región, el petróleo libio, por ejemplo, y las reservas de oro negro de Somalia, al parecer cuantiosas. No deja de ser así, pero el juego es más amplio: se trata del sueño imperial de colonizar al mundo entero.

El Pentágono entrena febrilmente a los militares de Mali, Chad, Níger, Benin, Botswana, Camerún, la República Centroafricana, Etiopía, Gabón, Zambia, Uganda, Senegal, Mozambique, Ghana, Malawi y Mauritania y realiza con frecuencia maniobras conjuntas con las fuerzas armadas de esos países (www.blackagendareport.com, 18-10-11). Ejerce así una notoria influencia en los mandos militares de la región y, en consecuencia, en sus gobiernos. EE.UU. ha convertido en “socios” a Etiopía y a los cinco Estados de la Comunidad del África Oriental. Cualquier nación africana que, como Eritrea, no mantiene una relación con el Pentágono, es blanco de un cambio de régimen.

La Casa Blanca justifica actualmente la invasión keniana de Somalia como parte necesaria de la llamada guerra antiterrorista en razón de la insurgencia de la organización islamita al-Shabaab, que se alzó contra el gobierno federal de transición de Mogadiscio impuesto en 2009 con el apoyo de EE.UU. y otros países de Europa para combatirla. Washington acusa a los insurgentes de mantener lazos con al-Qaida, pero “la mayoría de los analistas considera que esos lazos son débiles”, según el Council on Foreign Relations, el think-tank no partidista con sede en Nueva York (www.cfr.org, 10-8-11). El CFR estima que el número de combatientes islamitas ideológicamente convencidos de su lucha oscila entre 300 y 800 individuos. No obstante, al-Shabaab controla buena parte del sur de Somalia y obstaculiza así el dominio geopolítico estadounidense del estratégico territorio marítimo de África oriental.

Hay unos 12 millones de personas con hambre en la región, castigada por la sequía más dura de las últimas seis décadas. Decenas de miles han muerto y en los próximos meses centenares de miles conocerían el mismo destino en Somalia, advirtió la ONU. La invasión militar de Kenia ahonda, y mucho, la gravedad de esta situación humanitaria.

Juan Gelman
Página 12

martes, 25 de octubre de 2011

“Modesto” murió de un balazo…


Dedicaba un tiempo a escribir algunas cuestiones de necesaria difusión al respecto de la Jamahiriya como un homenaje póstumo al líder libio asesinado por los sicarios de esa no tan extraña alianza compuesta por la OTAN; Al Qaeda, y mercenarios; pero, ¿Cómo resumir una extensa vida revolucionaria, de aquel que transformó para siempre ya no sólo la realidad de su entonces empobrecido pueblo, sino que proporcionó decidido apoyo a los pueblos africanos y de otras latitudes, entre los que se cuenta nuestra Nicaragua? ¿Cómo abordar la trascendencia y ejemplo revolucionario del pueblo libio? ¿Cómo explicar el concepto democrático desarrollado por una sociedad tribal en donde el ejercicio electoral al modo de las democracias burguesas no es el elemento fundamental? ¿Cómo…?

Desarrollaba la idea, cuando me llegaron unas declaraciones de aquel que en otro tiempo fue líder sandinista, aquel que fue símbolo de una revolución triunfante… y porque no decirlo, también parte integral de mi desarrollo revolucionario pues nosotros los hijos de la revolución crecimos leyendo la determinación de los comandantes –Carlos Fonseca, EL Zorro, Escobar, Morales Avilés, Pomares, Ortega, Iván, Modesto, y tantos otros- aprendimos de la mística que forjaron en el fragor de la guerra en contra del somocismo y por la transformación efectiva del sistema empleado por la dictadura que atenazaba y condenaba a la miseria al pueblo nicaragüense…

Con la caída del Campo Socialista y la pérdida de las elecciones del noventa, muchos de aquellos símbolos viraron paulatinamente hacia posiciones enmarcadas en el espectro ideológico de la derecha…; totalmente enfrentados a los que profesaron y defendieron con las armas, esos sujetos sufrieron una metamorfosis brutal, al punto que hoy es imposible distinguir entre sus discursos y acciones aquellas ideas que “decían” defender entonces…

Este fenómeno ha adquirido en ciertas figuras una connotación grotesca… -al menos para mí que de alguna manera los convertí durante mi infancia en mis referentes-, el caso más representativo es el del que fuera símbolo de la revolución, Henry Ruiz; que durante la lucha revolucionaria encarnó la mística y la entrega a la causa…, pero que hoy no duda en tener un discurso a fin a los sectores más retardatarios de las sociedad nicaragüense, completamente alineado al bloque oligárquico-burgués, y por supuesto, al de las metrópolis y sus medios de comunicación de masas que dictan la agenda de esos grupos en todo el mundo… Es así que le encontramos dando unas declaraciones al respecto del asesinato del líder libio que además de dar por buena la información proveniente del imperialismo-colonialista, trata de crear un paralelismo con la realidad nicaragüense, y una suerte de intento por atenuar la barbarie cometida contra Gaddafi por los sicarios de la OTAN; manipulación francamente burda y repugnante:

"A mí me parece que es una solidaridad de compinche la que está teniendo Ortega con Gaddafi"

Nada más tristes, más contrarrevolucionario, casi fascista, entender que la solidaridad con un hombre –cualquiera que sea, en este caso Gaddafi- que ha sido capturado en acto de guerra, al que no se le otorgó ninguna de las garantías que suscribe la convención de Ginebra al respecto de los prisionero de guerra, además de la violación efectiva de la Convención de Viena referente a la promoción y ejercicio del magnicidio en países soberanos, sin olvidar los ya ultrajados principios de la ONU y los Estatutos de Roma… Esta frase denota intrínsecamente un desprecio manifiesto por la integridad, el derecho internacional, la justicia y la vida misma…

Parece que tampoco le importa que fuera capturado luego de que el convoy en el que se desplazaba haya sido bombardeado por la aviación de la OTAN, y previsiblemente según muchas fuentes, capturado por miembros de esa organización criminal para luego entregarlo a los mercenarios para que estos realizaran la fiesta de los buitres a la que hemos asistido.

"Ortega se convertirá, si no lo evitamos, en un tirano del mismo corte de Gadafi"

¿”Tiranos” que garantizan el desarrollo de las masas empobrecidas? ¿”Tiranos” que trabajan para elevar todos los Índices de Desarrollo Humanos –todos ratificados por organismos lejos del espectro de la izquierda-? ¿”Tiranos” que trabajan para que los pueblo consigan salir del atraso perpetuo al que han sido condenados…? ¿Eso es un “Tirano”? Entonces déjeme decirles que queremos más de esos “Tiranos”…

Tiene una "parte buena" en su historia, que fue cuando luchó contra el colonialismo italiano en Libia y aún tenía "un sueño revolucionario". "En ese tiempo Gadafi hace transformaciones revolucionarias sobre Libia, pero esa mentalidad joven, insistente de poder cada día más, de codicia personal y familiar, dinástica, lo va transformando en un tirano y el Gadafi de ayer no es el tirano de hoy".

La Jamahiriya siempre ha estado en marcha, seguía su desarrollo tratando de integrar esa compleja organización social tribal en el sistema, en aras de crear una verdadera democracia directa… al parecer ya lo olvidó.

En fin; Gaddafi ha cumplido, dadas las circunstancias no podía ser de otro modo, con la tradición de los grandes luchadores africanos -Omar Mukhtar, Patrice Lumumba, Felix Roland Moumié, Lardi Ben M’hidi, Amilcar Cabral, Um Nyobe, Moises Samora Machel, Laurent Désiré Kabila, Tomas Sankara, Chris Hani, y otros-, ha escrito su nombre en la lista de los patriotas africanos que han muerto en defensa de la soberanía de sus países cuyo final siempre ha sido el asesinato a manos de mercenarios cuyos hilos son movidos desde el imperialismo u organismos internacionales creados al efecto.

Henry ha olvidado que todos los acontecimientos previos a ese hecho son condenables:

1.Desde la utilización de los órganos internacionales que pretenden garantizar la “paz”, no olvidemos que el redactor especial de la ONU para la región nunca hizo presencia en suelo libio, y que esa organización rechazo reiteradamente el llamado al diálogo hecho desde la Jamahiriya.

3.La guerra desarrollada desde los medios de comunicación, igual que en los ochenta, ¿recuerda la guerra de baja intensidad? Esos medios crearon una falsa realidad, falsos hechos nunca demostrados y arduamente desmentidos por organismos de derechos humanos, el ejército ruso, entre otros… Como olvidar los supuestos cuatrocientos manifestantes muertos bajo las bombas del ejército libio que sirvieron de base para la resolución de la ONU, base para la invasión sufrida por el país africano… y que tras unos pocos meses se ha cobrado la vida de entre 80’000 y 100’000 libios –aproximadamente 1.7% de la población-, con una población de similar a la de Nicaragua… Haga usted las comparaciones

Gaddafi es ya símbolo antiimperialista…, y los símbolos no pueden ser destruidos, existen para iluminar el único camino que queda a los pueblos…

Aquel disparo en la sien de Muammar, ha convertido a la víctima en el revolucionario dispuesto al sacrificio por la libertad de su pueblo…, dijo que moriría en suelo libia y así ha sido…, pero aquel balazo en la sien también alcanzo a “Modesto”, Henry Ruiz se ha ocupado de que así sea…

Pedro MADRIGAL
KBML-1917
MK9

La CIA en Sudamérica disfrazada de ONG


En abril del 2010 se dio a conocer por el centro para la apertura y el desarrollo de América Latina (CADAL) su aceptación e integración a las organizaciones de la sociedad civil de la OEA, apoyándose en la cp/res 759, de esta organización. Pero aún cuando en esta misma resolución, en su artículo 8, sobre las condiciones de elegibilidad, en el inciso d se señala que la comisión deberá tener especialmente en cuenta que la estructura institucional y la estructura de financiamiento sean transparentes, y que coincidan en nivel de transparencia a la organización de la sociedad civil solicitante. resulta significativo que esta supuesta ONG argentina no posea nada de nitidez en sus fondos, pues los mismos provienen principalmente de las agencias norteamericanas y del propio gobierno estadounidense.

CADAL recibe su mayor porcentaje de dinero, para sus acciones, de manos de las sucursales de la CIA para la región: Atlas Economic Research Foundation, con sede en Washington, el instituto timbro de Suecia, la filial argentina de la Konrad Adenauer Stiftung, la fundación panamericana para el desarrollo (FUPAD), la United Stated Agency for International Development (USAID), la National Endowment for Democracy y el directorio democrático cubano con sede en Miami.

Organizaciones como estas son las que cubren el servicio de la organización argentina para la inteligencia estadounidense.

CADAL desde sus comienzos en el año 2003, encamina sus objetivos y tarea hacia el descrédito, tergiversación y manipulación de la realidad de los países progresistas del área, los cuales son considerados hostiles a los intereses de EEUU en la región.

Esta supuesta ONG entre sus métodos, aprovecha ampliamente sus seminarios, conferencias, encuentros de intelectuales, publicaciones y cursos para, desde ahí, sembrar matices de opinión y tergiversar la realidad latinoamericana esencialmente la cubana, la venezolana, la ecuatoriana, la boliviana y hasta la argentina, fomentando la implementación de proyectos subversivos y de desestabilización en estos países, incluso llegando a exhortar que se produzcan golpes de estado que conllevan a derramamientos de sangre.

El llamado centro para la apertura y el desarrollo, encabezado por su representante regional Gabriel Salvia y que articula estrechamente sus acciones con las oficinas de la USAID, la FUPAD y la CIA, es una muy clara expresión de las maniobras imperialistas simbolizando los objetivos anexionistas de la ultraderecha regional, y promoviendo acciones a los grupos opositores de los países codificados como enemigos de EEUU.

En el año 2008, el sitio web de la NED reconoce una inversión hacia la promoción de la subversión en la isla de cuba de 1.435.329 dólares, los cuales se distribuyeron entre las organizaciones creadas para tales fines. Entre estas se encontraban CADAL, quien recibió su suma a través del Center for International Private Enterprise.

En el 2009 CADAL estuvo entre las primeras organizaciones que fueron beneficiadas con los 59 millones de dólares destinados por la CIA para fomentar la llamada comisión para asistir a una cuba libre dirigida por George W. bus.

En este año 2011, la NED en su página web, no esconde el financiamiento directo con que provee al centro argentino de un monto de 60.000 dólares americanos.

Recordar que la NED es una organización creada por los servicios de inteligencia norteamericanos, para desarrollar las acciones en las que la CIA no puede aparecer abiertamente, incluido los financiamientos a las organizaciones satelitales con las que trabaja, es una prioridad.

En el 2011, la USAID destinó 9 millones, de los 20 aprobados en este año para la subversión contra cuba, a un programa dirigido al trabajo dentro de la sociedad cubana, con fines de desestabilización. De ese programa, bajo el eufemístico nombre de “programa de compromiso democrático en el ámbito de la comunidad”, forma parte CADAL. El programa no se limita solamente a cuba, incluye a Venezuela y demás integrantes del alba.

Aunque el texto del programa no lo reconoce, fuentes cercanas a CADAL consideran que no sólo estará dirigido contra cuba y el alba, sino que también se encargará de monitorear el desempeño de países que, por las características de sus presidentes, pudieran eventualmente confrontar a EE.UU., como es el caso del gobierno argentino y el brasileño.

Freedom House, por su parte, refleja en su página web, un abastecimiento monetario a CADAL con un monto de 1.699.394 dólares para los programas de la organización del cono sur, dinero que es invertido en el llamado premio 2011 a la apertura democrática y la libertad de expresión en cuba, a través del cual pretende apoyar, y abastece, a la anhelada contrarrevolución interna en esa isla. Destacando que es un accionar que desea implementar hacia Venezuela también.

Tras los sucesos en áfrica del norte, CADAL publica un artículo bajo el nombre “es hora de que el castrismo pase a la historia”, en el cual clamaba abiertamente por procesos similares en cuba, en sintonía con las pretensiones publicas que enarbolan los principales exponentes de la mafia cubana en Miami, lo que evidencia la sintonía de esta organización con las directrices del gobierno norteamericano contra cuba y la mafia radicada al sur de la florida.

Cabe preguntarse:

-¿Puede considerarse CADAL realmente una ONG?

-¿A qué obedece el fuerte blindaje financiero que está recibiendo CADAL, el cual evidentemente se incrementa?

-¿Qué intereses apoyaron el status de CADAL en la OEA, una organización cuyo impacto social y académico es prácticamente nulo?

-¿En qué emplea CADAL tanto dinero, si sus eventos son minúsculos y casi sin representatividad?

-¿Está canalizando CADAL dinero a los opositores de los gobiernos progresistas del ALBA, de manera encubierta, o justificada, a través de premios?

Sugiero un nombre que de entrada motive sobre el tema y que pudiera ser en forma de pregunta: CADAL ¿Think tank latinoamericano maniobrado por la CIA?

Artículos que se pueden utilizar como referencia.

1.“Una ONG fantasma financiada por Estados Unidos”, en sitio digital revista zoom, con fecha de 29 de octubre de 2008.

2.Adriana vega, “CADAL (centro para el desarrollo y la apertura de América latina) y conspiraciones contra Cuba”. en sitio digital museo Ernesto Che Guevara, primer museo suramericano. con fecha de 18 de septiembre de 2008.

3.Demian Verduga, argentina- “el rol de carrió en la operación sadous”, en sitio digital América Latina unida, miradas del sur. con fecha de 05/07/2010.

4.Emilio Marin, “Buenos Aires parece Miami”. visita de matos y Montaner, agentes de la CIA en sitio digital aporrea.com. con fecha de 23/06/05.

5.Marcos taire, “El mito de la transparencia, el mercado y la democracia”, en sitio digital atajo avizora. con fecha de 12/01/08.

6.Fernado Yepez Rivas, “FUPAD, América Latina y los aires de desestabilización”, en sitio digital pensando latinoamericano, con fecha de 04/07/2011.

7.Raúl Wiener, “CADALl y el intervencionismo”, en sitio digital la primera de Perú, sección mundo, con fecha del 02/08/10.

8.Hernán Uribe, “Conflicto Santiago-Caracas fracasa en Chile una conjura de senadores contra Chávez”, en sitio digital argenpress.com.ar. con fecha de 25/07/10.

9.Jean-Guy Allard, “El agente Chris Sabatini propone incrementar injerencia”, en sitio digital GRANMA internacional. con fecha 5 de febrero de 2010.

Lic. Martha Lidia Ferreira

UE tiene policía antimotines actuando en Grecia


¿Sabían ustedes que la UE tiene su propia policía antimotines en condiciones de operar en cualquier país europeo, sin que responda a ninguno de ellos?

Se llama Gendarmería Europea (Eurogendfor). Tiene su sede en Italia pero financiada y administrada por seis países signatarios Francia, Italia Holanda, España, Portugal y Rumania. Por ahora según el Tratado.

Esta policía se ha formado con el objeto de enfrentar motines y desórdenes civiles y como lo anuncia el Tratado debe hallarse integrada por miembros policiales con estatuto militar Hay una foto que la muestra ¿Cuándo han visto ustedes que las fuerzas policiales, aún las anti motines ataquen con bayonetas? La fuerza, cuya sede es Italia, se compone de 3 mil hombres, repartidos en dos brigadas de acción rápida. Dado que por el momento Grecia no es miembro de la Eurogendfor, ninguno de sus agentes/soldados (¿?) hablará griego. Y sin embargo pueden operar en Grecia.

He consultado a mis amigos atenienses y me lo han confirmado. He contactado también – o intentado contactar – dos veces directamente a Eurogendfor, con el objeto de verificar los hechos. Aún no funciona el correo electrónico de su web. Se puede intentar pero en las últimas cuatro horas cuando oprimo enviar, obtengo esta respuesta:

“El servidor no puede enviar su solicitud. Por favor vuelva a intentarlo más tarde”

Si uno llama telefónicamente a la sede central, responde un contestador automático. Hay una opción Oficina de Prensa pero remite al menú principal de “Bienvenida” como sucede con todas las demás opciones. Y así me ha sucedido durante todo el día. En otras palabras existe un contacto fachada, pero la realidad operativa es otra: “Dejen de hinchar, plebeyos”

¿Qué pasará si se descubre que es verdad que el gobierno griego ha “invitado” a una policía casi militar antimotines integrada por personas de otras naciones para operar en Grecia contra sus propios ciudadanos? ¿No es suficiente la policía griega? ¿No están dispuestos los militares griegos a cortar cabezas? ¿Hace falta que sean extranjeros los que lo hagan por ellos? ¿Qué diferencia hay entre Eurogendfor y cualquier otra fuerza mercenaria? El gobierno griego podría invitar a cualquier otro ejército privado.

No importa como encuadrar a Eurogendfor, la verdad es que el pueblo griego no ha votado a favor de este tratado y tampoco se le ha preguntado si está de acuerdo con que fuerzas extranjeras casi militares puedan operar en Grecia. Si esta historia resulta cierta, significa que el gobierno griego como todos los gobiernos que en el curso de la historia han perdido toda legitimidad con su propia gente, busca el apoyo militar de fuerzas extranjeras con las cuales reprimir a su propio pueblo. Visto así, aquí entra finalmente en juego la palabra tiranía. Y es una palabra que tiene consecuencias extremadamente graves.

Retrocedamos un paso. Los recortes en Grecia se hallan íntimamente vinculados con el salvataje de los bancos franceses y alemanes, ni siquiera con los propietarios griegos de la banca griega. El pueblo griego vine manifestándose hace meses contra el “salvataje”. El gobierno griego ha ignorado a su pueblo y ha escogido seguir las órdenes de las élites de la UE, del FMI, del BCE y de la mayor parte de los bancos a nivel global.

Ahora bien se presume que una fuerza antimotines militarizada no griega podría llegar para imponer austeridad. ¿Cuáles son las órdenes que en verdad están siguiendo? ¿A qué intereses estarían sirviendo? ¿Los de los bancos?

La clase financiera ¿tiene además su propio personal policial antimotines para enviarlo a donde la gente pretenda desafiarlos y en donde la policía local pueda no ser suficientemente “confiable” al servicio de los intereses supranacionales de los bancos? Naturalmente, sé que este no es el papel que se le ha asignado a la Eurogendfor. Sin embargo ¿es esta la forma en que funciona en realidad?.

Continuaré buscando hablar con alguien de Eurogendfor, y se los contaré si alguna vez se dignan responder un mail o contestar el teléfono. No contengan la respiración. ¿Quién soy yo después de todo? Soy un ciudadano y ¿Cuánto cuenta en esos tiempos? ¿Ciudadano? En el nuevo orden o eres titular de un “bond” o no eres nadie

David Malone;
autor de un blog documentalista de la BBC
y autor del libro “Debt Generation” 
Traducción Susana Merino
Insurgente

domingo, 23 de octubre de 2011

Viñetas de la realidad







El linchamiento de Muammar Gaddafi


Jueves, 20 de octubre 2011, a 13h30 GMT, el Consejo Nacional de Transición (CNT) de Libia anunció la muerte de Muammar el-Gaddafi. A pesar de las gran confusión inicial, los primeros elementos sugieren que una caravana de coches intentaban salir de la ciudad de Sirte, ciudad sitiada, en donde la caravana fue bloqueada o en parte destruida por los bombardeos de la OTAN. Los sobrevivientes de esta caravana, dicen, se refugiaron entonces en las tuberías de una canalización. Gaddafi, que habría resultado herido, fue entonces capturado por la brigada Tigre de la tribu de los Misrata que habría aprovechado la ocasión para lincharlo.

El cuerpo del «Guía» de la Gran Jamahiriya Árabe Socialista no fue autorizado a que sea conservado en su ciudad natal de Sirte, o transportado a Trípoli, la capital, para su entierro, el cuerpo ha sido enviado como un trofeo de guerra por los Misrata a la ciudad del mismo nombre.

La tribu de los Misrata, que durante bastante tiempo dudó que campo escoger [el de los rebeldes o el de Gaddafi] y que en la actualidad prácticamente no tiene representante dentro del CNT, habrá dado finalmente el asalto de Trípoli después del bombardeo de la OTAN, y habrá linchado a Muammar el-Gaddafi tras el bombardeo de su caravana por la OTAN. E incluso ha trasladado el cuerpo del «Guía» a su ciudad para celebrar su triunfo. En julio, el «Guía» habría maldecido a los Misrata, instándolos de partir hacia Estambul y Tel Aviv, refiriéndose al hecho de que su tribu proviene de judíos turcos inmigrantes que se convirtieron al Islam.

Una avalancha de comentarios preparados bien de antemano han sido lanzados masivamente en todos los medios comerciales atlantistas con finalidad de demonizar una vez más a Gaddafi, y por lo tanto, hacer olvidar las condiciones bárbaras de su linchamiento y muerte.

Los principales dirigentes de la Coalición [de la OTAN] han celebrado jubilosamente la muerte de su enemigo y dicen estos que marca el acto final de la operación «Protector Unificado». Al hacerlo, ellos admiten implícitamente que dicha operación no tenía como finalidad hacer respetar y aplicar la Resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU, sino que tenía más bien como finalidad la de derribar un sistema político y la de matar a un líder, es decir al presidente de una nación, y esto a pesar que el asesinato de un jefe de estado en función está prohibido por la ley [jurisprudencia] de EE.UU. y condenado universalmente.

Además, el linchamiento de Muammar el Gadafi, demuestra la voluntad de la OTAN de no querer llevarlo ante la Corte Penal Internacional para juzgarlo simplemente porque no hubiera sido capaz de condenarlo por crímenes contra la humanidad a falta de pruebas fehacientes, de la misma manera que el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia no pudo demostrar la culpabilidad de Slobodan Milosevic, a pesar de dos años de proceso.

En el torrente de barro y de calumnias vertidas por los medios de comunicación comercial atlantistas para ensuciar el legado y la memoria de Gaddafi, las mentiras y falsas acusaciones son repetidas constantemente, lo que demuestra a contrario que estos medios de comunicación tienen en realidad pocos elementos que sean auténticos y que pudiesen ser utilizados en contra de Gaddafi.

Así llega el caso del atentado contra la discoteca La Belle en Berlín (5 de abril de 1986, tres muertos, era en esa entonces la RFA República Federal de Alemania), suceso que fue utilizado como pretexto por la administración Reagan para bombardear su palacio y matar a su hija (14 de abril de 1986, por lo menos 50 muertos). En esa entonces, el fiscal alemán Detlev Mehlis (el mismo fiscal alemán que veinte años más tarde lo vamos a encontrar a cargo de la investigación del asesinato del primer ministro libanés Rafik al-Hariri y la falsificación de esta investigación) se basó en el testimonio de Eter Mushad para acusar a un diplomático libio y su cómplice Mohammed Amair. Sin embargo, la televisión alemana ZDF descubrió más tarde que Mushad Eter era un testigo falso y más bien un verdadero agente de la CIA, mientras que el atacante Mahammed Aamir era un agente del Mossad [1].

O el caso del atentado de Lockerbie (21 de diciembre de 1988, 270 muertes): los investigadores identificaron al dueño de la maleta que contenía la bomba y el sistema relojero para activar el explosivo gracias al testimonio de un comerciante maltés que había vendido un pantalón, pantalón que fue encontrado en la misma maleta-bomba. La justicia escocesa acusó entonces a dos agentes libios Abdelbasset Ali Mohmed Al Megrahi y Al Amin Khalifa Fhimah y el Consejo de Seguridad de la ONU tomó las sanciones contra Libia.

En última instancia, para poner fin a las sanciones, Libia accedió extraditar a los dos agentes (el primero fue condenado a cadena perpetua, el segundo fue absuelto) y a pagar $ 2.7 mil millones en compensación, mientras que el acusado prisionero continua proclamando su inocencia hasta hoy día.

En definitiva, en agosto de 2005, uno de los responsables escoceses encargado de la investigación declaró que la principal prueba, el sistema auto-disparador (temporizador o sistema relojero desencadenando la bomba) había sido colocado en el lugar del accidente por un agente de la CIA.

Más tarde, el mismo experto que había analizado el temporizador (relojero) para el tribunal admitió que él mismo había fabricado ese aparato antes que la CIA lo ponga sobre el lugar del accidente [donde cayeron los restos del avión]. Finalmente, el comerciante y vendedor de pantalones de Malta admitió haber recibido 2 millones de dólares para dar un falso testimonio. Las autoridades escocesas decidieron revisar el caso y el proceso, pero la salud de Abdel Basset Ali Mohmed Al Megrahi no lo permitió.

La actual campaña de desinformación [sobre Libia y Gaddafi] incluye también un aspecto sobre el estilo de vida del reciente difunto. Se le describe como un faraón con su suntuoso y lujoso modo de vida, de su astronómica fortuna oculta. Pero todos aquellos que conocieron de cerca a Muammar el Gadafi, o simplemente aquellos que han visitado su casa de familia y su residencia después de los bombardeos pueden dar fe de que él vivía en un ambiente similar al de la burguesía de su país, lejos de la ostentación jet-set de su ministro de Planificación, Mahmoud Jibril.

Del mismo modo, ninguno de los países que siguen investigando el paradero de la fortuna oculta de Gadafi, búsqueda que se ha prolongado durante meses, ha sido capaz de encontrar esto. Todo el material y sumas incautadas pertenecían al gobierno libio y no al «Guía».

Al contrario, los medios de comunicación comerciales atlantistas sólo mencionan la orden de arresto internacional emitida por Interpol contra Muammar el-Gaddafi antes que comience la ofensiva de la OTAN sobre Libia.
Pero estos mismos medios de comunicación no dicen nada de la acusación de la justicia libanesa contra Gaddafi por haber eliminado al imán Musa Sadr y sus compañeros (en 1978). Esta omisión se debe al hecho de que el secuestro fue patrocinado por los Estados Unidos que quería eliminar a este imán chiíta antes de dejar que el ayatolá Ruhollah Jomeini regrese a Irán, por miedo a que Sadr no extienda por el Líbano la influencia de la revolución iraní.

Los medios de comunicación atlantistas no mencionan las críticas formuladas por la Resistencia civil anti-imperialista libanesa y las que también hicimos nosotros contra Muammar el-Gaddafi: sus compromisos oportunistas con Israel.

Por mi parte, puedo asegurar que, hasta la batalla de Trípoli, el «Guía» negoció con los enviados de Israel, con la esperanza de poder comprar la protección de Tel Aviv.

También debo testimoniar que, a pesar de mis críticas a su política internacional, y a pesar del expediente completo acerca de mí que la DCRI (rama de los servicios secretos franceses) le había proporcionado amablemente en julio en un intento para que me arrestaran, Muammar el Gadafi, me dio su confianza y me pidió que ayudara a su país para hacer valer sus derechos ante las Naciones Unidas [2], un comportamiento que no refleja la de un tirano abyecto.

Los medios de comunicación comerciales atlantistas no mencionaron tampoco las injerencias de Libia en la vida política francesa, injerencia de Libia que yo condené, sobre todo acerca del financiamiento ilegal de la campaña electoral presidencial de Nicolas Sarkozy y de Ségolène Royal. El «Guía» había autorizado a su cuñado Abdallah Senoussi para que corrompa a los dos principales candidatos presidenciales franceses a cambio de la promesa de darle una amnistía o de ejercer presión sobre la justicia francesa para que cierren su expediente penal. [3]

Pero sobre todo, los medios de comunicación atlantistas nunca mencionaron el principal trabajo del «Guía»: el derrocamiento de una monarquía títere impuesta por los anglosajones, la expulsión de las tropas extranjeras estacionadas en Libia, la nacionalización de los hidrocarburos, la construcción del Man Made River (el sistema de irrigación más importante en el mundo), la redistribución de las ganancias del petróleo dentro de la población (que hizo que una de las poblaciones más pobres del mundo sea la más rica de África), el asilo generoso a los refugiados palestinos y la ayuda al desarrollo sin precedentes en el Tercer Mundo (la ayuda de Libia al desarrollo era más importante que la toda la ayuda reunida de los países del G-20).

La muerte de Muammar el Gadafi, no va a cambiar nada en el plano internacional. El acontecimiento más importante fue la caída de Trípoli, ciudad bombardeada masivamente y conquistada por la OTAN —sin duda el peor crimen de guerra en este siglo—, seguido de la entrada de la tribu de los Misrata para controlar la capital [y la masacre de inocentes].

Semanas antes que comience la batalla de Trípoli, la gran mayoría de los ciudadanos libios participaron, viernes tras viernes, en masivas manifestaciones contra la OTAN, contra el CNT y a favor de Gaddafi.

Ahora el país está destruido y están gobernados por la OTAN y sus títeres fantoches del CNT.

La muerte del «Guía» tendrá por otro lado un efecto traumático y durable en la sociedad libia. Matando con sus sicarios al líder del país, la OTAN ha destruido la esencia misma del principio de autoridad. Será necesario muchos años y mucha violencia antes que un nuevo líder pueda surgir y sea reconocido por el conjunto de las tribus, o que el sistema tribal sea remplazado por otro modo de organización social.

En este sentido, la muerte de Muammar el Gadafi, abre un período de incertidumbre y desestabilización para el país, país que puede ir camino a una iraquización o somalización de su territorio [en referencia a Irak y Somalia dos estados fallidos en la actualidad]. 

Thierry Meyssan
Voltaire Red

De cómo occidente ganó en Libia


Se pelean como los buitres sobre los cadáveres. El ministro francés de defensa dijo que le habían agarrado con un avión de combate Rafale que disparó contra el convoy en el que iba- (...) El Pentágono dijo que le habían agarrado disparando un misil Hellfire desde un Predator.

Después, un herido coronel Muamar Gadafi buscó refugio en una mugrienta alcantarilla por debajo de una autopista –un eco espeluznante del «agujero» de Sadam Husein- donde fue encontrado por los «rebeldes» del Consejo Nacional Transitorio (CNT), quienes, como era de esperar, le ejecutaron.

Abdel-Jalil Abdel-Aziz, un doctor libio que acompañó el cadáver de Gadafi en una ambulancia y que le examinó, dijo que murió de dos balas, una en el pecho y otra en la cabeza.

El CNT –que ha estado vendiendo mentiras, mentiras y más mentiras durante meses- jura que murió en un «fuego cruzado». Puede que fuera una turba. Puede que fuera Mohammad al-Bibi, que ostentaba una gorra de baseball de los Yankees de Nueva York y quien posó para el mundo entero blandiendo la pistola dorada de Gadafi, su billete quizá para recoger la considerable suma de 20 millones de dólares ofrecidos como botín por Gadafi «vivo o muerto».

Todo resulta cada vez más curioso si uno recuerda que eso es exactamente lo que la secretaria de estado de EEUU, Hillary Clinton, había anunciado en su meteórica visita a Trípoli cuarenta y ocho horas antes, que Gadafi sería «capturado o asesinado». El Hada Queenie [1] satisfizo los deseos de Clinton, que se enteró de los hechos observando la pantalla de una BlackBerry, y reaccionando con el terremoto semántico «¡GUAU!».

Para los ganadores, el botín. Todos ellos lo hicieron: la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), el Pentágono y el CNT. En el momento en que una resolución de las Naciones Unidas imponiendo una zona de exclusión aérea sobre Libia se convirtió en un permiso para cambiar el régimen, el plan A fue siempre capturarle y matarle. Asesinato selectivo, esa es la política oficial de la administración Obama. No había plan B.

Deja que te proteja bombardeándote

En cuanto a la R2P («responsabilidad para proteger» a los civiles), cualquier escéptico debería aferrarse a la explicación del secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen: «La OTAN y nuestros socios han puesto en marcha con éxito un mandato histórico de las Naciones Unidas para proteger al pueblo de Libia».

Cualquiera que quiera revisar la protección de la OTAN a los civiles sólo necesita saltar a una camioneta y llegarse hasta Sirte, la nueva Faluya.

Las reacciones han sido muy instructivas. El burócrata del CNT Abdel Ghoga se fue al Coliseo del Imperio Romano y dijo: «Los revolucionarios tienen la cabeza del tirano».

El presidente de EEUU Barack Obama dijo que la muerte de Gadafi significa que «estamos viendo la fortaleza del liderazgo estadounidense por todo el mundo». Eso es como lo de «le agarramos», todo lo que uno podía esperar, considerando también que Washington pagó no menos del 80% del coste de la operación de esos ceporros de la OTAN (alrededor de 1.000 millones de dólares, que los Ocupas de Wall Street harían bien en denunciar porque ya podían haberse dedicado a crear empleo en EEUU). Qué extraño decir ahora «lo hicimos», porque la Casa Blanca dijo siempre que esto no era una guerra, que era algo «cinético». Y que ellos no iban a encargarse.

Parece que fue ese mayestático estratega de la política exterior, el vicepresidente estadounidense Jo Biden, quien resultó ser más descarnadamente instructivo que Obama: «En este caso, EEUU ha gastado 2.000 millones de dólares y no ha perdido ni una sola vida. Esta es una buena receta sobre cómo tratar con el mundo para avanzar con más rapidez que lo hicimos en el pasado».

Mundo, ya estás advertido, así es como el imperio va a tratarte a partir de ahora.

Siente de cerca mi tan humanitario amor

Por tanto, felicitaciones a la «comunidad internacional», que como todo el mundo sabe se compone de Washington, unos cuantos miembros inútiles de la OTAN y los tan democráticos centros neurálgicos del Golfo Pérsico como Qatar y los Emiratos Árabes Unidos (EAU). Esa comunidad, al menos, adora los resultados. La Unión Europea (UE) saludó «el fin de una era de despotismo», cuando hasta prácticamente el jueves estaban acariciando el casquete que coronaba las túnicas de Gadafi y ahora están en un sin vivir fabricando editoriales sobre el reinado de 42 años del «bufón».

Gadafi habría sido sobre todo un huésped molesto de la Corte Penal Internacional en La Haya, porque habría disfrutado recordándoles a todos los besamanos, los cálidos abrazos y los acuerdos jugosos que Occidente estaba mendigando cerrar después de que fuera promovido de «Perro Loco» (Ronald Reagan) a «nuestro hijo de puta». También iba a deleitarse detallando todos los turbios antecedentes de esos oportunistas que ahora intentan pasar por «revolucionarios» y «demócratas».

En cuanto a los conceptos del derecho internacional, yacen en una alcantarilla tan inmunda como esa en la que se refugió Gadafi. Al menos, el dictador Sadamconsiguió un remedo de juicio ante un tribunal arbitrario e irregular antes de reunirse con el verdugo. Osama bin Laden fue sencillamente finiquitado, estilo asesinato, tras una invasión territorial de Pakistán. A Gadafi se lo cargaron con una mezcla de guerra aérea y asesinato.

Los buitres del poder están congestionando los cielos. Mohammed El Senusi, que vive en Londres, el heredero del trono libio (el rey Idris fue derrocado en 1969) está listo para pasar a primer plano y ha dejado bien claro ya que «es un servidor del pueblo libio y que son ellos quienes deciden lo que quieren». Traducción: Quiero el trono. Obviamente es el candidato favorito de la contrarrevolucionaria Casa de los Saud.

¿Y qué hay de todos esos burros de los think tank de Washington farfullando que este ha sido como el «momento Ceausescu» de la Primavera Árabe?

Si tan solo el dictador rumano hubiera mejorado los niveles de vida de su país –en términos de sanidad gratuita, educación gratuita, incentivos para los recién casados, etc.- en una fracción de lo que Gadafi hizo en Libia… Más el hecho de que Nicolae Ceausescu no fue depuesto con un bombardeo «humanitario» de la OTAN. Solo un idiota podía haberse tragado la propaganda de las más de 40.000 bombas «humanitarias» de la OTAN que han devastado la infraestructura de Libia hasta devolverla a la Edad de la Piedra (Conmoción y Pavor a cámara lenta). Esto nunca tuvo nada que ver con la R2P, el inmisericorde bombardeo de civiles en Sirte así lo demuestra.

Como los cuatro miembros importantes del BRIC sabían incluso antes de que se votara la Resolución 1973 de la ONU, iba de que la OTAN controlara el Mediterráneo como si fuera su lago, iba de la guerra del AFRICOM contra China y de levantar una base estratégica clave, iba de los franceses y los británicos consiguiendo jugosos contratos para explotar los recursos naturales de Libia en su beneficio, iba de Occidente ajustando la narrativa de la Primavera Árabe después de que les hubieran pillado desprevenidos en Túnez y en Egipto.

Escuchen los brutales quejidos

Bienvenidos a la nueva Libia, donde intolerantes milicias islamistas convertirán las vidas de las mujeres libias en un infierno viviente. Cientos de miles de africanos subsaharianos –todos los que no hayan podido escapar- serán perseguidos sin piedad. Se saqueará toda la riqueza natural del país. Toda la colección de misiles antiaéreos de los que se han apropiado los islamistas será una razón sumamente convincente para la «guerra contra el terror» en el norte de África se eternice. Habrá sangre, sangre fruto de guerra civil, porque Tripolitania se negará a quedarse subdesarrollada como se quedó Cirenaica.

En cuanto a todos los dictadores que quedan por todas partes, ya pueden conseguirse una póliza de seguro de vida de la OTAN S.A.; Hosni Mubarak de Egipto, Zine al-Abidine Ben Ali de Túnez y Ali Abdullah Saleh del Yemen fueron lo suficientemente listos como para agenciársela. Todos sabemos que nunca habrá R2P para liberar a los tibetanos o los uygures, ni al pueblo del GULAG monstruoso que es Myammar, o al pueblo de Uzbekistán, o a los kurdos en Turquía, o a los pastunes a ambos lados de la imperialmente trazada Línea Durand.

Sabemos también que cambiar a un mundo en el que podamos creer será el día en que la OTAN haga respetar una zona de exclusión aérea sobre Arabia Saudí para proteger a los chiíes en la provincia oriental, con el Pentágono lanzando una alfombra de Hellfire sobre esos miles de medievales y corruptos príncipes de la Casa de los Saud.

No habrá tal. Mientras tanto, es el modo habitual de acabar de Occidente, con un golpe violento de la OTAN y mil brutales e ilegales quejidos.

¿Asqueados acaso? Consigan una máscara a lo Guy Fawkes y armen la de Dios es Cristo.

Pepe Escobar
Red Voltaire

viernes, 21 de octubre de 2011

Una década con 225 mil muertes por guerras de EEUU


225 mil muertes, 365 mil heridos y 7.8 millones de refugiados, es el saldo que ha dejado la carrera bélica dirigida por Estados Unidos durante la última década, según el Instituto Watson para Estudios Internacionales de la Universidad de Brown.

Neta Crawford y Catherine Lutz realizaron el estudio de las guerras emprendidas por EEUU en Afganistán e Irak, y Paquistán, según La Radio del Sur.

El Gobierno del entonces presidente George W. Bush invadió Irak bajo el pretexto de buscar armas químicas; puso en su mira a Afganistán, tras los eventos del 11/S y ataca zonas tribales de Paquistán en su denominada "lucha antiterrorista".

Las cifras de esta investigación muestran que los civiles son los más afectados por estas incursiones. Así, 125 mil personas murieron en Irak (esta cifra es una evaluación mínima, la actualizada da la cifra de un millón de civiles muertos a consecuencia de la invasión de EEUU en Irak ndlr); 56 mil en Paquistán y 12 mil en Afganistán.

En cuanto a las bajas militares, el documento menciona que EE.UU. perdió 6 mil soldados mientras sus aliados tuvieron 1.200 bajas mortales. Los iraquíes perdieron 9.900 soldados; los paquistaníes, 3.500 y los afganos, 8.800. El saldo mortal continúa con las bajas de 2.300 agentes de seguridad privados.

En estos diez años también 168 reporteros y 266 colaboradores de Organizaciones No Gubernamentales (ONG) humanitarias perdieron la vida.

Cabe agregar que el Gobierno estadounidense ha incurrido en un gasto de hasta cuatro billones de dólares en estas guerras.

“Hay muchos costos y consecuencias de la guerra que no pueden ser cuantificados, y las consecuencias de las guerras no terminan cuando se detienen las hostilidades”, dijo Crawford, profesora de la Universidad de Boston.

Red Voltaire

Podréis quitarme la vida pero no podéis ni rozar mi alma


Por Linah Alsaafin

Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández.

La huelga de hambre de los prisioneros palestinos sigue su curso y en el momento de escribir estas líneas cumple ya dieciocho días [*]. El Ministro para Asuntos de los Prisioneros, Issa Qarage, describió las condiciones de los prisioneros como “desastrosas”, con varios de ellos sufriendo un “colapso total en su organismo”. He tenido que luchar con la idea de escribir sobre este tema. ¿Cómo trasladar a la gente las observaciones, los análisis, los hechos, en un lenguaje adecuado y todo ello de forma cohesiva?

Se me han incrustado profundamente en el cerebro todas las estadísticas y los comentarios acerca de los prisioneros. Desde que en 1967 Israel ocupó Jerusalén Oriental, Cisjordania y la Franja de Gaza, han detenido a unos 700.000 palestinos. Cada familia palestina ha tenido en algún momento encarcelado a un miembro u otro de su familia. Dos quintas partes de los hombres palestinos han pasado algún tiempo tras las rejas israelíes. Desde el año 2000, han detenido a 7.000 niños. Actualmente, hay quince miembros del Parlamento encarcelados. Las prisioneras palestinas que dan a luz en la cárcel lo hacen con los brazos y piernas atados. El 87% de los niños arrestados han sido objeto de torturas físicas. En el momento de la segunda Intifada, había alrededor de 11.000 detenidos. Un informe de las Naciones Unidas publicado en marzo de este año cifra el número de prisioneros en 6.000. Según el informe publicado este mes de octubre por el Servicio de Prisiones Israelí, los presos alcanzan la cifra de 5.503. Hay 270 detenidos a los que se mantiene en detención administrativa, un término que significa “que pueden retenerles indefinidamente sin que nadie conozca las razones”. A la mayoría de los prisioneros se les ha negado un juicio justo y en cambio son sometidos a arbitrarios juicios militares donde el ocupante es el juez, el jurado y el verdugo.

Casi todos los artículos que se refieren a los presos en huelga de hambre tiene un párrafo que empieza con la siguiente frase: “El 27 de septiembre, los prisioneros afiliados al Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) empezaron una huelga de hambre indefinida para protestar por las miserables condiciones de vida y la violación de sus derechos que constituyen su realidad diaria. En los días siguientes, cada vez más prisioneros de todas facciones se iban incorporando rápidamente a la huelga de hambre. El miércoles 12 de octubre se celebró un día global de solidaridad con los prisioneros palestinos que llevaban en huelga 16 días. Esta historia ha recibido escasa o nula cobertura por parte de los medios occidentales. Utilizando como arma los medios sociales, activistas y bloggers palestinos e internacionales lanzaron las palabras clave “tweepStrike” y “HS4Palestine” para intentar sensibilizar a la gente sobre la cuestión tweeteando una línea cientos de veces para que declararan su solidaridad a través de una huelga de hambre de 24 horas ese miércoles: “Mi nombres es… y el miércoles me pondré en huelga de hambre en solidaridad con los prisioneros palestinos”.

Tengo tíos encarcelados en las dos ramas de la familia. Mi propio padre ha sido arrestado en tres ocasiones. Uno de mis tíos maternos, Bahjat Itayem (que Dios le conceda el descanso eterno) se convirtió en el prisionero más joven en Cisjordania y Gaza cuando le arrestaron en 1975 a los dieciséis años. Mahmud, el más joven de los hermanos de mi padre, tenía también dieciséis años cuando se lo llevaron. La primera Intifada surgió cuando los muchachos se pusieron a lanzar piedras contra los jeep blindados y los soldados israelíes. En una ocasión, los soldados cazaron a un grupo de jóvenes, Mahmud incluido. Cogió un camino equivocado hacia una carretera bloqueada con pedruscos de hormigón, una táctica segura del ejército israelí diseñada con el propósito mismo de atrapar a la gente y asegurarse de que no podían escapar. Los soldados en traje de faena militar arremetieron contra Mahmud hasta que nadie pudo reconocerle y le arrastraron hasta el jeep. Cuando me contaron esta historia años más tarde, un detalle terrible se destacó sobre el resto. Cuando la noticia del arresto de Mahmud le llegó a mi abuela, ésta se puso a vagar descalza por las estrechas calles del campo de refugiados, gritando y llorando el nombre de mi tío.

Ramallah, acorde con la burbuja que es, debería empezar a pensar en cambiar su nombre y llamarse Apatiallah. Quizá la gente se opondría a este término sacrílego. O quizá sientan también demasiado apateísmo como para preocuparse por eso. Una tienda de campaña simbólica se montó en la Plaza del Reloj desde el momento en que los prisioneros anunciaron la huelga de hambre. Pósteres y fotos de los prisioneros decoraban el escenario. En los edificios se colgaron banderas con eslóganes a favor de la libertad. Pocos días después, un grupo de jóvenes decidieron ponerse también en huelga de hambre en solidaridad con los prisioneros, ocupando la tienda. Delante del edificio de la Cruz Roja, situado en Al-Bireh, se montó otra tienda de campaña y quienes estaban en huelga de hambre se trasladaron allí. La primera tienda quedó ignorada y casi nadie la visitó ya. Al mediodía, en esa tienda levantada ante el edificio de la Cruz Roja podría haber cincuenta personas, en su mayoría camaradas del FPLP y familiares de los prisioneros. Los pósteres colocados eran en su mayoría del secretario general del FPLP, Ahmad Saadat, scondenado a treinta años de cárcel y que lleva confinado en solitario desde que se produjo su arresto hace tres años. Me acerqué en varias ocasiones a la tienda a última hora de la tarde, permaneciendo allí durante unas dos horas cada vez. Un puñado de camaradas o activistas se sentaban en corro, compartiendo las noticias acerca de la protesta del martes 11 en la prisión de Ofer, en la que los presos acabaron atacados con gases lacrimógenos, moviendo la cabeza con incredulidad ante la anciana madre de un prisionero que declaró que ella también iba a ponerse en huelga de hambre indefinida, fumando cigarrillo tras cigarrillo mientras confirmaban el número de prisioneros. No había presente ningún representante o simpatizante de otras facciones políticas.

Sin embargo, la cuestión de los prisioneros no es algo que se limite a una determinada facción política. Es una cuestión nacional muy importante que pone de relieve la dramática situación en la que se encuentran los palestinos que rechazaron las cadenas de la ocupación y la colonización israelí. Incluso antes de que eso sucediera, cuando los palestinos resistían frente a las cada vez más arbitrarias medidas del gobierno del Mandato Británico, tres prisioneros palestinos, Mohammad Yamyum, Fuad Hiyasi y Atta al-Sir fueron ahorcados durante la Revolución Buraq de 1929. Olviden la descripción ofrecida por Israel de esos mismos prisioneros como una entidad monolítica de terroristas y asesinos de niños. No está precisamente en la agenda israelí que puedan aparecer con una luz favorable o siquiera neutral. Los prisioneros son auténticos combatientes por la libertad que han sacrificado años y años de sus vidas en virtud de una convicción profundamente arraigada dentro de sus almas. Se negaron a vivir en su propia patria como si fueran una sucia raza inferior. Se negaron a reconocer la supuesta legitimidad de una encubierta ocupación que se apoyaba en una ideología racista que en su primera época se dedicó a asentar a una diminuta minoría blanca en las tierras originarias de los palestinos que llevaban allí viviendo cientos de años. A muchos les arrestaron sin razón alguna o les juzgaron considerándoles una amenaza a la seguridad o una amenaza existencialista para el pobre y asediado Estado de Israel. Delitos míseros como lanzar piedras o participar en una protesta o conocer a alguien que, según ellos, podía ser una persona peligrosa, eran razones más que suficientes para que te mandaran a prisión. Los presos se convirtieron en otro icono de la sumud, de la firmeza. Pero la injusticia no podrá mantenerse mucho tiempo. Los prisioneros, junto con los refugiados, se han convertido en otro de los pilares más firmes de la lucha palestina por la paz, la justicia y la igualdad.

El martes por la noche, el mismo día de la protesta de Ofer, se produjo la noticia de que Hamas había firmado un acuerdo con Israel que supondría la liberación de más de mil prisioneros a cambio de la liberación del soldado israelí Gilad Shalit, un cabo capturado en la frontera de Gaza hace cinco años. Me iba sintiendo cada vez más eufórica según iban llegando más noticias. Todas las mujeres y niños iban a ser liberados. Trescientos prisioneros con múltiples condenas de cadena perpetua iban a ser liberados. Y cientos de familias se reunirían gozosamente con sus hijos, maridos, padres, hermanos, esposas, hermanas, hijas, madres. Pero yo sigo todavía creyendo que al gobierno israelí no le importa Shalit. Podrían haber llegado a este acuerdo hace años. Considérenlo un intento de conseguir popularidad por parte del primer ministro Benjamin Netanyahu. Piensen que Israel está teniendo por fin que ajustarse a los recientes cambios geopolíticos a su alrededor. Los mismos motivos podrían aplicarse a Hamas, un intento de aumentar su popularidad (cualquiera de ustedes: ¿el fracaso del intento de reconocimiento del Estado en la ONU o mil prisioneros libres?) tras la indecisión al prometer apoyo al gobierno sirio en el sangriento aplastamiento interno de su propio pueblo. Las escenas de Gaza fueron de fiestas y celebraciones, con varios de los gacetilleros de Hamas dando discursos definitivos llenos de votos y palabras de victoria, y hasta el primer ministro Ismail Haniyeh se puso, de hecho, a lanzar dulces a la multitud. En Ramallah parecía importar menos. Unas cuantas personas se acercaron a la Plaza Manara y allí se encontraron con las fuerzas de seguridad de la Autoridad Palestina, listas para aplastar cualquier iniciativa que no llevara la autoría de la AP. Ahora el escenario había dado un vuelco en otra dirección. Hace unas cuantas semanas, Ramallah rebosaba de autobuses de seguidores de Fatah de los pueblos y ciudades vecinos que iban en apoyo de la iniciativa de Mahmud Abbas en la ONU, mientras Ciudad de Gaza permanecía silenciosa.

Y se iban conociendo más detalles. La liberación tendría lugar en dos etapas, una la próxima semana, el lunes o el martes (477 prisioneros) y el resto después de dos meses. Marwan Barghouti iba a ser liberado. También, Ahmad Saadat. Esperen, no, ellos no. O Sí. No, no se ha confirmado. ¿Estáis seguros? ¡¿Barghouti y Saadad no van a ser liberados?! ¡¿Barghouti y Saadat no son parte del canje?! Mil veintisiete prisioneros van a ser liberados. Ellos no son los líderes de partidos políticos, sino que son sus iguales. No olvidemos eso. Cuarenta prisioneros tendrán que exiliarse a Egipto o a un tercer país desconocido. Esto va en violación directa del IV Convenio de Ginebra, que prohíbe que los prisioneros de una ocupación sean trasladados fuera del país. Alrededor de doscientos prisioneros originarios de Cisjordania tendrán que exiliarse en Gaza, el vertedero de las manzanas podridas. ¿Quién puede asegurar que Israel no va a arrestar a mil palestinos más en las semanas y meses venideros? El descontento levanta la cabeza: ¿Es por eso que los prisioneros afiliados a Hamas no se unieron a la huelga de hambre? ¿Estás contento de que vayan a liberar a mil prisioneros? ¿Qué pasa con los otros seiis mil? ¿Estás celebrando el hecho de un israelí valga mil palestinos? ¿Es que estamos tan deshumanizados? ¿Somos perros acaso? No, los perros están mejor que nosotros. ¡Este canje no merece la pena si mis hijos no salen fuera! ¿Cómo decidieron quién iba a quedar libre? Pero mis hijos no están en esa lista… ¡Ellos no son mejores que mis hijos! ¡Mis hijos! ¡Mis hijos! Tía, si Dios quiere sus hijos serán libres…

El miércoles me puse en huelga de hambre en solidaridad con los prisioneros. Fue muy alentador leer tantos tweets de gentes de todo el mundo declarando que ellos también iban a hacer huelga de hambre. ¿Cuánto tiempo se necesita para que uno muera de inanición? Escuché que tres semanas. ¿Qué ocurre si encima les han gaseado primero en sus celdas, golpeado, hacinado más allá de cualquier capacidad para soportarlo? ¿Qué ocurre si te tienen en confinamiento solitario y se les niega la más básica atención médica? Esa fue la reacción de la Administración de Prisiones Israelí ante los huelguistas, que no están pidiendo un arco iris para jugar a los bolos ni camas de agua de lujo ni cenas de cinco estrellas. Piden el final del confinamiento solitario. Piden su derecho a la educación y al acceso a los libros. Piden que sus familias puedan visitarles. Exigen que les traten como a seres humanos y no como a animales encadenados de manos y pies durante los encuentros con sus abogados. Exigen el derecho a poder abrazar a sus familias, para que sus niños no sufran el mismo destino que la niña de diez años Abir Eskafi, que murió como consecuencia del trauma sufrido al negarle el permiso para abrazar a su padre encarcelado.

El mundo sabe quién es Gilad Shalit: El Prisionero Más Importante del Mundo Entero. La discrepancia es obvia en el retrato que los medios occidentales hacen de este acuerdo de intercambio de prisioneros centrándose UNICAMENTE en Shalit, sin acordarse de los ocupados, de los inferiores. Saben la edad de Shalit, han visto sus fotos y se sienten familiarizados con sus padres. Han contado cada una de las lágrimas que su madre ha derramado. A los mil veintisiete prisioneros palestinos se les considera una mera estadística, carentes de cualquier significado que no sea un número. Pero ellos también tienen padres. Algunos han perdido a sus padres y madres mientras cumplían largos años de prisión y nunca tuvieron una oportunidad de decirles adiós. Ninguna vida israelí tiene más valor que una vida palestina. En Facebook se ha puesto en marcha una campaña titulada “Prisionero del Día”. Cada día irá dedicado a un prisionero palestino, personalizando su historia, compartiendo sus fotos, los mensajes de sus amigos, los hobbies que tenían en el pasado. El primer prisionero es Shadi al Shurafa, un hombre de 32 años de Jerusalén que fue condenado a veinticinco años de cárcel. Lleva cumplidos nueve. Shadi solía jugar en el equipo de baloncesto de DeLaSalle. También él es un ser humano. No era un soldado. Los soldados corren el riesgo de que les capturen. Los jugadores de baloncesto no.

La Batalla de los Estómagos Hambrientos continuará hasta que todas las demandas se cumplan. ¿Cuántos Bobby Sands necesitamos antes de que el mundo preste finalmente atención? La solidaridad y la conciencia son los ingredientes clave de cualquier causa justa.

El título de este artículo hace referencia a una canción del cantante de hip hop Lowkey que se titula “Mi alma”.

N. de la T.:

[*] 22 días en la fecha en que se publica esta traducción.


Rebelión

Otros documentos de interés

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...