«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

martes, 29 de enero de 2013

Liberalismo


«Es una expresión del idealismo filosófico y sólo puede ser burgués (…) Es un conjunto de doctrinas filosóficas, económicas y políticas salidas del siglo de las luces que tienen por objeto la defensa de todos los aspectos de lo individual en detrimento de lo colectivo, su inicio lo encontramos en la revolución francesa y su consolidación en las guerras napoleónicas, en el colonialismo, el esclavismo, el imperialismo, la explotación obrera y el saqueo y genocidio del «Nuevo Mundo». Está íntimamente ligado al republicanismo, la división de poderes y al laicismo aunque en la práctica se ha asociado a regímenes monárquicos y la división iglesia estado ha sido más bien nominal. Al contrario de lo que expresa la oficialidad que asocia liberalismo a «democracia» representativa gracias al «sufragio universal», el liberalismo ha sido un fuerte opositor de la democratización de los poderes y solo incorporó ciertos principios «democráticos» cuando fue capaz de controlar el ejercicio de esos aspectos mediante la intoxicación cultural, y los incorporó con la finalidad de evitar un estallido social en el momento de mayor expresión de las luchas obreras; obsérvese que el poder siguió estando en manos de la clase social liberal dominante —la burguesía— a través de mecanismo no directos. Reconoce un conjunto de derechos políticos que pueden ser resumidos en la «igualdad», «solidaridad» y «fraternidad»; pero al no reconocer la «libertad económica» estos no pueden ser disfrutados por las clases sociales empobrecidas; por ejemplo: Todos los estados burgueses recogen en sus constituciones que los ciudadanos son iguales ante la ley, o que tienen derecho a una vivienda digna. En la práctica sencillamente no se cumple, pues como ya expresamos en el apunte de lumpenproletariado, la desigualdad es consustancial a la sociedad burguesa. El liberalismo en sus fundamentos económicos persigue la completa desregularización de la economía, en tanto contrario a todos los aspectos de las economías planificadas como la socialista, y junto al protestantismo da la justificación del orden social que conocemos como capitalismo que ha terminado por fagocitarlo. La intencionalidad última del liberalismo es la desaparición del estado en favor de los aspectos privados e individualizante de la sociedad». (Pedro Madrigal; KBML-1917.MK9, 2013)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

«HENOS aquí, construyendo los pilares de LO QUE HA DE VENIR»

Otros documentos de interés

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...